jueves, 21 de noviembre de 2013

Teoría de Grafos




Empecemos por el principio; ¿Qué es un grafo? Un grafo puede definirse como el gráfico de un conjunto de unidades o nodos unidos por aristas o líneas que sirve para estudiar las interrelaciones entre componentes en interacción.

viernes, 25 de octubre de 2013

Salad Fingers



“David Firth tiene la habilidad de meterse en tu mente y sacar pesadillas que ni siquiera sabías que tenías. “    Paul Neafcy – cortometrista


jueves, 22 de agosto de 2013

Métrica del Sueño



Y fue allí, soñando, que encontré el perfecto argumento de que estaba despierto; ellos, los personajes de mí sueño, me lo dijeron y yo les creí...

Nemo

*Inspirado en hechos reales*

martes, 20 de agosto de 2013

La Amiga de Romina




Entre retazos de palabras que luchan agónicas en una vorágine por unirse en proposiciones armónicas y expresivas, surgen despacio, reptando, los recuerdos. Aquella noche rehíce mis pasos de nuevo al viejo lugar. El hambre me guiaba. Con pasos silenciosos me abrí camino entre el frio invernal que caía como una cortina sobre la calle desierta cruzada de diagonales y de las fantasmales luces de los autos.

jueves, 15 de agosto de 2013

El animal en la vida del niño



Son muchas las funciones que cumple el animal en la delicada conformación de la personalidad infantil.
Recordemos ahora, que más allá de la simpatía virtual que el animal despierta en el infante a nivel editorial como un mercado fácil, es de fondo una elección de parte del adulto narrador que determina que el animal sea personaje o protagonista.


miércoles, 31 de julio de 2013

Significación Animal I

 



“El juguete en el área lúdica; la mascota, uno de los centros de interés y afectividad del niño; la visita al zoológico, la primera recreación e irremplazable fuente de asombro, confirman en otras áreas no específicamente literarias la gravitación que el animal ejerce en esta etapa vital.”
María del Carmen Fernandez.


lunes, 1 de julio de 2013

Locura Humana / Human Insanity



 
Hay un cuento de Lovecraft, el maestro del horror, escrito en 1929 (mucho antes que el “1984” de Orwell) y llamado “El Túmulo” que se merece el honor de ser el primero en unir los conceptos de Aburrimiento y Espectáculo (en el sentido posmoderno del hombre ya desengañado de la ciencia y del espectáculo como espectáculo grotesco de dolor)…

lunes, 3 de junio de 2013

Gajes y Gajos del Oficio // Occupational Hazard




Había un penetrante olor a formol, que se impregnaba en la ropa con fuerza de nicotina. Las luces eran inciertas, amarillentas y tenues. En la penumbra no se podía distinguir a los empleados de limpieza de los espectros post-hospitalarios. Los vagos e inciertos sonidos que se dejaban oír en los pasillos oscuros hacían temblar el flequillo milimétricamente cortado de mi asistente, que trataba por todos los medios de no demostrar su nerviosismo. No estábamos en una tumba recién abierta; ni en el Hades, ni teníamos enfrente a Caronte el barquero. Estábamos en el cuarto subsuelo del Hospital de Clínicas de la UBA, frente a la puerta de su morgue.

lunes, 27 de mayo de 2013

Salvarme / Save me


La noche se fue con vos como si nada terrible hubiera quedado en esta fiesta.
Hablás de seguir tirando piedras, de no ver a los enanos, de quererme a pesar del mundo, de elegir otra vida, de enanos, museos, de flores que no saben de qué se les habla y me mirás, me mirás como si pudiera salvarte… Como si no pudieras arruinarme, pero sabiendo, con maldad, que podés deshacer mi imperio con uno solo de tus dedos . Eso es algo que a mí se me ha negado. Haga lo que haga, los enanos están siempre con vos . Les gustan las casas amarillas. Y vos podés tener los colores que quieras, porque los enanos te adoran. En mi mundo sos el paso entre maravilla y destrucción. Demasiado temible para no desearte.

-La Diseñadora-


Ahora vuelve a leerlo, y reemplaza "enanos" por "ella"...
Nemo



The night went away with you as if nothing terrible had remained in this party.
You speak about going on casting stones, about not seeing the dwarves, about loving me in spite of the world, about choosing another life, with dwarves, museums, flowers that don’t know what they are being spoken of, and you look at me, you look at me as if I could save you … As you couldn’t ruin me, but knowing, with an evil heart, that you can destroy my empire with only one of your fingers. That is something that has been denied to me. Whatever I do, the dwarves are always with you. They like yellow houses. And you can have the colours you want, because the dwarves adore you. In my world you are the step between wonder and destruction. To terrible not to wish you here with me.
-The Designer-

Now read it again, and change ‘dwarves’ for ‘her’.
Nemo.
 


miércoles, 22 de mayo de 2013

Mi pequeña Vaca de té con leche / My milk tea little cow




Últimamente cuando escribo la M, es más un suspiro que una letra; es algo fugaz, donde tengo que volver a remarcarle la línea vertical del medio... Algo pequeño, que me hace imaginarme una vaca chiquita. “Vaca chiquita" va en negritas, resaltado. Como la tinta es oscura (aunque sea azul la veo oscura por la luz) me imagino a la vaca con grandes manchas. Imagino que el pequeño y milimetrado renglón es su pastura. Imagino que la cubro con mi mano y la acaricio…
Quisiera escribir esto en una red social fría y oscura como el fondo de un abismo, donde solo habiten personas solitarias y silenciosas. Pero tengo que hacerlo en papel hecho a mano, sintiendo la transformación de la celulosa en el proceso; a la pequeña vaca le gustaría eso.

 Nemo


Lately when I write the ‘M’, it’s more a sigh than a letter; something fleeting, where I need to stress the vertical line of the middle... Something small, that makes me picture a little cow. “Little Cow" written in bold, standing out. Since the ink is dark (even though is blue I see it darker because of the lighting) I can see the cow with big spots. I imagine that the little and minutely calculated line is it’s pasture. I picture myself reaching with my hands and stroking it…
I wish I could write this in a cold and dark social network just like the bottom of a well, where only lonely and quiet people inhabitate. But I have to do it by hand on a paper, feeling the shift of the cellulose in the process; the little cow would like that.
Nemo

miércoles, 24 de abril de 2013

God save the Queen



[Política Local – República Argentina]
El siguiente escrito fue redactado a mediados de noviembre del 2012, ante el debate social y mediático sobre la legalización del voto adolescente en Argentina.
Hoy un colega me facilitó un sugestivo video subido a Youtube (Al final de la entrada) desde el canal de la presidencia.
Ni predicción ni profecía; sino volver a conjurar al presente una sensación inquietante y una pregunta o planteo formulado en voz baja… 

DemoKracia [Título Original]

En lugares tan lejanos y caribeños como Cuba o Nicaragua el voto adolescente es obligatorio, en lugares igual de lejanos como Ecuador o ni tan lejanos como Brasil, pero igual de tropicales, el voto adolescente es optativo. (El lector perspicaz sabrá detenerse y considerar la transparencia política de cada ejemplo).
Cuando vemos o escuchamos o vivimos la protesta social de tantos argentinos por los intentos de adoctrinamiento político de la Cámpora en escuelas públicas y el finado Néstor Kirchner nos contempla melancólico desde la escafandra pixelada de un Eternauta quizás podemos atrevernos a conjeturar que las cosas dadas y acaecidas tienen cierta intencionalidad.

Muchas pero muchas personas, en distintos grados de respetabilidad, se rasgan las vestiduras clamando que los adolescentes tienen voz y palabra (y conciencia, suelen agregar luego de una pausa) y es un planteo válido, perfectamente válido. 

Quizás algunos individuos sensibles nos preguntemos que relación guarda un intento o amague de legalización del voto adolescente con las maniobras de adoctrinamiento en escuelas públicas, con un desgaste cada vez mayor de la popularidad de Cristina F. de Kirchner, con los murmullos sobre la re-reedición de la constitución para una re-reelección institucional  o con algo llamado clientelismo político.
La presidente avanza en su segundo mandato con menos fuerza, física y popular, de la que solía tener. La decisión de perpetuar su reinado será siempre de ella y de nadie más; claro que es interesante plantearnos a qué inexplorada área de la ya sobrexplotada sociedad argentina podría apelar y redireccionar su discurso.

Hay adultos preparados intelectualmente para una elección política de la misma forma en que hay jóvenes que también lo están; lo sugestivo y espeluznante es ponerlos en una balanza de latón con la desmesurada cantidad de jóvenes que no solo no lo están ni les importa estarlo, mientras puedan nutrirse con los oscuros engranajes de la industria cultural de Tinelli, sino que no dudarían en regalar un voto a cambio de un pendrive de pingüino o un Nestornauta articulable.

La decisión de perpetuar su reinado será siempre de ella y de nadie más.
God save the queen


Nota de editorial: A criterio del redactor, y ante las muchas sátiras sobre el siguiente video que pueden encontrarse en Youtube (No linkeadas por su crítica política), se consideró innecesario hacer una sátira propia o remarcar los defectos más obvios del susodicho video.


Sin otro particular,
mr. Nemo 

martes, 26 de marzo de 2013

El Show de Tinelli y la Industria Cultural



[Texto que escribí el año pasado, para la cátedra de Literatura; es sobre el poderío de Marcelo Tinelli (conocido por muchos latinoamericanos) y un texto llamado "La industria cultural" de Theodoro Adorno y Max Horkheimer. Hace tiempo no redacto ninguna cosa digna de mención para el blog, por lo que tuve a bien actualizarlo con esto. Que es una situación adaptable a cada país de este planeta... Saludos y, sin otro particular, buenas noches...
mr. Nemo]


Los poderosos y nocivos engranajes de la Industria Tinelli trituran la sociedad argentina como si se tratara de un enorme mortero que homogeniza clases sociales.
El único vínculo posible entre una anciana jubilada en un consultorio médico de tercera clase y una jovencita yuppie de Palermo Soho parece ser el ataque cerebral de una vedette en el Bailando de Marcelo Tinelli.
 
El trayecto de Tinelli a un discutible éxito comenzó durante el mandato de Carlos Saúl Menem: momento en que la política era mediatizada en una forma banal y carente de plataforma discursiva hasta el punto en que Menem mismo se exhibía en los medios con su automóvil último modelo o reposando en sus largas vacaciones buscando la aprobación y admiración popular.  Finalmente la corrupción institucional y los escándalos políticos fluyendo como un río en el escenario nacional eclosionaron en que los argentinos comenzaran a dejarse arrullar por un nuevo tipo de entretenimiento que no los obligaba ni a razonar ni a plantearse cambios o hacer introspección de errores (cosas fatigosas para un buen capitalismo).
 
Hoy, la autoridad y validación de este espectáculo está dado no tanto en su contenido nulo como en su brutal reconocimiento social, que fuerza a más individuos a no quedarse fuera del sistema Tinelli e integrarse al mismo.
 
Como Theodoro Adorno y Max Horkheimer postularon, esta industria cultural lleva a la estandarización e imposición no solo de necesidades virtuales e irreales que giran satelitalmente al profundo negocio de los shows de Tinelli sino también a estandarizar y homogenizar a la sociedad sumergiéndola al fin y al cabo en un rol de consumo directamente dado y establecido por los poderosos dirigentes empresarios a los que responde el empresario Tinelli y, en crescendo, al poder capitalista de la lógica industrialista.

Tinelli y su Show, sin molestarse en negarlo u ocultarlo, rompen cualquier límite con lo que cultural, moral o intelectualmente es considerado correcto; promoviendo discursos de agresión y pleito, desnudez prácticamente explícita así como un concepto distorsionado sobre el éxito o los valores.
Lúdicamente el Show alabará los beneficios providenciales y gentiles que permitirán al espectador comprar en múltiples cuotas sin interés algún artefacto completamente prescindible.
 
Se le ofrece al público la ilusión de participación e integración, se los hace sentir parte del show, como parte de una inmensa familia con Tinelli como cabeza y grupos de vedettes y celebridades, sin ningún tipo de discurso, como referentes.
 
Sin importar que el Show se oculte detrás de un desdibujado horario de protección al menor, múltiples programas satélites al Show de Tinelli se encargaran de retransmitir e inspeccionar cada uno de los detalles por las tardes; creando niños sexualmente precoces que se preparan para insertarse al sistema de consumo siguiendo los estándares establecidos por el Show que cada tarde absorben de la mano de sus padres. 
Es, pues, esta Industria Tinelli no solo un producto de la degradación cultural argentina, sino que este show es creador y promotor de esa cultura y defensor de vanguardia del sistema en el que se haya sumergido al hombre como individuo y masa.
Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .