sábado, 19 de diciembre de 2009

Crestita, lider o travesti?


Crestita, el gallito valiente.
Crestita era un gallito que todas las mañanas, subido a lo más alto del gallinero, cantaba: “¡Quicoricó!”, y despertaba a las gallinas y a los pollitos. Y todos empezaban a lavarse y a peinarse y a desayunarse con maíz. Cuando los pollitos tenían la pancita bien llena, Crestita les daba la lección de canto.
“¡Quicoricó!”, cantaba Crestita, pero como los pollitos eran chiquititos, apenas si hacían “¡Pio-pio!”.
Claro que Crestita no se enojaba.
Después, Crestita salía a pasear con las gallinas: todas iban muy paquetas, con sus sombreros, y sus carteras, y sus pañuelos de colores en el cuello…
Si, Crestita era un gallo que vivía lo más contento.
Hasta que un día…
Hasta que un día, cuando Crestita estaba durmiendo la siesta, vino Zorroberto, el zorro pícaro, y metió a todas las gallinitas en una bolsa y salió corriendo y no paró hasta llegar a su cueva con la bolsa repleta de gallinitas.
“Yo te voy a arreglar, Zorroberto, robagallinas”, dijo Crestita, enojadísimo. Y poniéndose un sombrero, un pañuelo y una cartera de gallinita, se puso a pasear por el bosque.
Cuando Zorroberto lo vio, pensó en seguida:
“Esta gallinita se me ha escapado. Ahora mismo la cazare”.
Y de un salto cayó sobre Crestita y lo metió en una bolsa. Y se lo llevo hasta la cueva donde estaban las gallinitas.

¡Esto era lo que Crestita quería!
Y cuando Zorroberto abrió la bolsa, Crestita saco un garrote que tenía escondido y le dio unos cuantos palazos en la cola. Zorroberto salió corriendo y Crestita volvió al gallinero con las gallinas. Hicieron una gran fiesta festejando la paliza que recibió Zorroberto.
Y tanto maíz y lombrices comieron que todos, gallito, gallinitas y pollitos se han empachado, y colorín colorado, este cuento se ha acabado.


Este cuento de media carilla, distribuido en páginas con ilustraciones mediocres y carentes de pasión, no ofrecen un cuadro atípico: personaje arquetípicamente estereotipado, tradicionalista, elitista, tal vez algo polígamo. Luego surge el nudo de la historia, la aparición del inefable zorro. Portando esta vez un nombre ridículo y una bolsa de linyera.
Hasta este momento solo podemos criticar la prosa decadente y el reiterativo uso de conectores “Y” seguidos, así como una trama vulgar, predecible y antagónica de la lucha de clases.
El zorro “picaro”, roba las gallinas y se escapa corriendo de la única autoridad palpable de ese lugar, un gallo macho cubriendo el lugar de protector que tendría que tener el campesino encargado.

Tal vez no es extremista especular sobre un posible retraso mental de este zorro. Su modus operandi es absurdamente infantil, al igual que la escritura de su autor. (Autor obviamente ANONIMO …)
Luego de que el zorro hace su secuestro colectivo. El gallo, en su frenesí de furor. Se trasviste y esconde un arma contundente entre sus ropajes femeninas. Luego se deja capturar por el agresor aviar, y despojándose de sus vestimentas de afeminación; Crestita saco un garrote que tenía escondido y le dio unos cuantos palazos en la cola.”
¿Porque en la cola y no en la cabeza? Lo cual era, en un combate singular, obviamente más efectivo.
Tal vez este macho alfa tenía problemas sexuales que radicaban en una confusión sobre su orientación.
Tal vez no, y es un absurdo mío. Pero si nos basamos en el análisis Freudiano de los hombres que sienten atracción por travestis, y nos remontamos al trauma sin resolver de la mujer-sin-pene.
Todo encaja, en especial y en esencia; el despliegue de sadomasoquismo del personaje.
Tal vez no use términos muy técnicos ni jerga psicológica. Estoy fundamentando, de hecho, en base a un interesante artículo que leí cierta vez en la revista Viva, en un paréntesis editorial; dudo poder localizar dicho artículo o preparar en tiempo y forma un informe profundo apelando a fuentes de psicología, lo cual de hecho no viene al caso.
Haya o no tenido un problema sexual. Nuestro amigo hace alarde de una violencia desmedida y tosca que fortalece valores erróneos en los niños. ¿Por qué estos cuentos se destacan por ser tan simplones? Parece una trama cíclica;

Todo-bien -> algo-pasa -> se arregla con violencia -> todo bien.


De hecho, si miramos en la parte trasera del libro; notamos cifras que EXCEDEN LOS 68 TITULOS en la editorial. "Títulos publicados" ondea títulos como;
QUESITO el ratoncito doctor
COPITO el conejito haragán
PANCITA el osito aventurero
TAPITA la patita soñadora
BABAU el perrito trabajador

PAQUETE el elefante elegante
NUBECITA el chanchito distraído
MOÑITO el gatito juguetón
CRESTITA el gallito valiente

GALOPITO el petisito contento

BANANA el monito famoso
COCOQUITA la gallina mamita

PESITO el leoncito comerciante

MANCHITA la vaquita color café
CHIPÍO el gorrioncito peleador

CORBATA la jirafita servicial

ROLITA la ardillita glotona

LULÚ la foca acordeonista

PIQUI el pollito pedigüeño

MOTITA el corderito tímido
BOBÓ el zorrito cartero
PICOTE el lorito alegre
POLITO el pingüinito viajero
TROTÍN el burrito inteligente

CACHO el perrito modelo
GOOFY sufre el calor

Esos nombres como habrá notado, estimado lector, exudan ingenio y creatividad.

Como por ejemplo;
PANCITA el osito aventurero

O si no, demuestran el increíble desgaste neuronal que tuvieron que hacer los autores/autor para inventar nombres de tamaña magnitud de genialidad;
PESITO el leoncito comerciante

De hecho todos esos títulos, conforme al modelo de
CRESTITA el gallito valiente, pueden escribirse sin problema en espacio de un día. Escribirse, editarse, imprimirse y venderse.
MAS ALLA DE LA TOTAL AUSENCIA DE CALIDAD Y NUTRICION DE INTELIGENCIA QUE OFREZCAN.

No voy a culpar al capitalismo (que tiene la culpa, como siempre)
Ni a la burocracia (que también tiene la culpa)

Ni a los autores-anónimos-sin-escrúpulos (que tienen mucha culpa)
Sino a los padres, preadolescentes y adultos solitarios que CREEN que algo que se llama “CACHO el perrito modelo” puede nutrir la mente e imaginación de un niño.
Sin otro particular,
mr Nemo

viernes, 18 de diciembre de 2009

He vuelto…



He vuelto…


Como las sombras que se alargan cuando cae la noche, como el murciélago que vuelve a su guarida, como el político corrupto que vuelve al poder, como el Terminator…


En síntesis; Volví.


Ciertamente, si me fui lamentablemente no fue por razones externas a mi; sino por el profundo desinterés que, creía yo, la sociedad culta en general tenia por mi blog, pero no por nada ahora he vuelto con mayores paranoias, sospechas y deseos de escarbar en la verdad. Sinceramente inflamados por la cantidad de visitas del cuenta-visitas y por los atentos comentarios de Varda, a lo que saludo formalmente desde mi puesto administrativo-editorial.


Esta vez no dejare sin vigilar mi baluarte que trata de garantizar un aviso fluorescente de peligro en torno a la vinculación de cuentos infantiles con corrupción.


Si las buenas gentes que habitan esta faz de la tierra desoyen mis agudas y asertivas criticas, fundamentadas propiamente en cada artículo, he resuelto tener que decirles; “QUE SE EMBROMEN”, el aviso esta.


Ahora recuperando mi tupé de imparcial observador de narraciones para niños/preadolescentes/adultos-solitarios puedo hacer una floritura con mi sombrero, ondear mi capa e inclinarme diciendo; No se descuiden, cuando menos lo esperen escribiré.


Sin otro particular, (y no es poco)


mr. Nemo

martes, 30 de junio de 2009

LA LEY HABLA Y DICE:


Caperuza roja: sentencia (caso cerrado)


Ya han leído de mi pluma (o teclado, para ser más verosímiles) un análisis sobre Caperucita roja y el lobo. Pero esta vez he logrado obtener, de una fuente tan fidedigna como un versado hombre de leyes que ha dedicado su existencia a sumergirse en doctrinas jurídicas retorcidas, la siguiente sentencia contra la menor caucasoide ALIAS caperuza roja.
El siguiente fallo no es nada más ni nada menos que la voz de la pseudo justicia ante la cual hay que regular nuestras efímeras vidas.
Podremos estar de acuerdo con los legalistas o no, lo dejare a criterio de cada uno.

Si al leer el fallo a alguno se le cruza la palabra “coima” por la mente, es pura coincidencia…
Personalmente opino que una opinión jurídica servirá para romper el monocromático estilo ético que este blog viene piloteando desde su difusa creación; sin más, este es el fallo:

> > Visto y considerando:

> >

> > 1) Que Caperucita no desconocía que podía

> > encontrarse con el Lobo.

> >

> > 2) Que tampoco era ajena al hambre del Lobo, ni a los

> > peligros del bosque.

> >

> > 3) Que si le hubiera ofrecido la cesta de la merienda

> > para que el Lobo calme su hambre, no habrían ocurrido los

> > sucesos referidos más arriba.

> >

> > 4) Que el Lobo no ataca a Caperucita de inmediato, y

> > que hay evidencias que primero conversa con ella.

>>

> > 5) Que es Caperucita quien le da pistas al Lobo y le

> > señala el camino de la casa de la abuelita

> >

> > 6) Que la anciana es inimputable ya que confunde a su

> > nieta con el Lobo.

> >

> > 7) Que cuando Caperucita llega y el Lobo está en la

> > cama con la ropa de la abuela, Caperucita no se alarma.

> >

> > 8) Que el hecho de que Caperucita confunda al Lobo

> > con la abuelita demuestra lo poco que iba a visitarla, hecho

> > que tipificaría un abandono de persona por parte de la

> > joven Caperucita.

> >

> > 9) Que el Lobo, con preguntas simples y directas,

> > quiere desesperadamente alertar a Caperucita sobre su

> > posible conducta.

> >

> > 10) Que cuando el Lobo, que ya no sabe qué más

> > hacer para alertarla, se come a Caperucita, es porque ya no

> > le quedaba otra solución.

> >

> > 11) Que es altamente posible que antes Caperucita

> > hiciera el amor con el Lobo y lo disfrutara.

> >

> > 12) Que la versión de que Caperucita, cuando oye la

> > pregunta del Lobo: «¿Adónde vas?» responde: «A bañarme

> > desnuda en el río..», según testimonio de la ardilla que

> > dice que le confeso el sapo antes de fallecer, cobra cada

> > día más fuerza-

> >

> > 13) Que se desprende del punto anterior que es

> > Caperucita la que provoca los más bajos instintos, brutales

> > y depredadores, en la pobre fiera.

> >

> > 14) Que el Lobo ataca, pero tal hecho corresponde a

> > su propia naturaleza y a su instinto natural y animal,

> > exacerbados por la conducta de la susodicha Caperucita

> >

> > 15) Que párrafo aparte para la madre de Caperucita,

> > quien exhibe culpabilidad por no acompañar a su hija.

> >

> > Por todo lo antes dicho, se revoca el fallo de

> > Cámara, absolviéndose al Señor Lobo y se dispone además:

> >

> >

> > a) Apercibir a la familia de Caperucita, imponiendo a

> > la abuela presentarse en hospital a designar, para su

> > observación gerontológica,

> >

> > b) A la madre condenarla al pago de las costas y

> > honorarios correspondientes derivados del presente juicio

> >

> > c) A la familia de Caperucita a pagar la suma de $

> > 100.000 en concepto de indemnización al señor Lobo

> >

> > Aclarase asimismo en el presente fallo que este

> > proceso no afecta el buen nombre y honor del Señor Lobo y

> > que este juzgado agradece el apoyo de las madres y abuelas

> > de Plaza de Mayo en favor del señor lobo.

> >

> > Publíquese, archívese, y téngase por firme el

> > presente fallo.

> >

> > E.Raúl> > Zaffaroni

lunes, 8 de junio de 2009

Runspelstinsky, el ultimo alquimista.


Runspelstinsky.

Rumpelstilzchen, Grigrigredinmenufretin, Rumleskaft, Rumpelstiltskin, Tom Tit Tot, Rumpelstiltskin, עוץ לי גוץ לי (utz li gutz li), Repelsteeltje, Trasgolito y El enano saltarin. Son los diversos nombres que asume un curioso pseudo-alquimista-capitalista-oportunista-ladrón/corruptor de bebes-ente mágico con enanismo.

Un poco de historia; para los que no lo sepan, los hermanos Grim (Jacob Grimm y Wilhelm Grimm) fueron personas versadas y, si se puede decir, eruditas, fueron profesores universitarios en Kassel (1829 y 1839 respectivamente). Siendo profesores de la Universidad de Gotinga, los despidieron en 1837 por protestar contra el rey Ernesto Augusto I de Hannover. (Revolucionarios…)


Tras las Revoluciones de 1848 Jakob fue miembro del Parlamento de Fráncfort.
Y, mucho tiempo antes, fueron estudiantes en la Universidad de Göttingen. Afamada en su época por los grandes sabios de ciencias empíricas que daban clases ahí.
En el artículo del día de hoy señalare una moraleja implícita en el cuento Runspelstinsky, así como también subrayare que SIEMPRE hay una crítica a la monarquía (Revolucionarios)


De hecho uno comienza a pensar porque se pusieron a escribir cuentos infantiles…
Tal vez querían meter el equivalente a “mensajes subliminales” en los cuentos para adoctrinar a niños y jóvenes con ideas revolucionarias pre democráticas.
Paranoia dice? Lea y saque conclusiones.


En el cuento, se dice que un molinero, que pretendía hacerse importante, le mintió al rey al decirle que su hija podría convertir la paja en oro con el uso de una rueca. Entonces el rey quiso probar las mentiras del molinero y llamó a la muchacha, la encerró en una torre con una rueca, y le pidió que convirtiera un montón de paja en oro para la mañana siguiente o moriría. Ella se dio por vencida cuando de pronto un tipo bajo y extraño apareció en el cuarto y le ofreció convertir la paja en oro para ella a cambio de su collar. (Hay un extraño abismo entre el precio y el gasto, no?)
Ella accedió a la petición sin pensarlo dos veces y al día siguiente el rey se sorprendió, del mismo modo también aumentó su codicia, por lo que volvió a encerrar a la muchacha en la torre con las mismas condiciones de antes, solo que ahora le dieron una cantidad mayor de paja. En esta ocasión se volvió a presentar el tipo bajo y extraño y esta vez le pidió a cambio su anillo. La muchacha aceptó.(Nuevamente la relación precio-ganancia es nula…)
A la mañana siguiente el rey estuvo más complacido que antes, y por tercera ocasión encerró a la muchacha en la torre, aunque ahora le prometía desposarla si lograba la empresa o su padre sufriría la muerte si no lo lograba. En esta ocasión el codicioso rey le dio una cantidad aun mayor de paja, y por si fuera poco, el alquimista no se presentaba. Casi al finalizar la noche, la muchacha perdió toda esperanza y finalmente el duende se presentó, en esta ocasión ella ya no tenía nada que ofrecerle, entonces el pseudo-pederasta le ofreció convertir la paja en oro solo con la promesa de que ella le entregaría a él su primer hijo, y nuevamente la joven aceptó. (Ahora entienden que el enano la llevo a un callejón sin salida?)
El rey estuvo tan impresionado que se casó con la hermosa hija del molinero, pero cuando nació el primogénito, el alquimista regresó a reclamar su pago. Le dijo a la joven reina, "Ahora me entregaras lo prometido", La muchacha le rogó al siniestro alquimista que le permitiera conservar a su hijo, y él accedió con la condición de que ella adivinase su nombre (era acaso posible eso?) y le dio tres noches para averiguarlo. La reina mando mensajeros por la tierra, recolectando nombres. En un principio ella falló, la primera noche no logró descubrir su nombre. La segunda noche no atinó en ninguna ocasión a pesar de recitar una gran lista de nombres. Pero antes de la noche final, uno de sus mensajeros oyó por casualidad al enano brincar sobre el fuego y cantando decía lo siguiente:
"El día de hoy horneo, mañana fermento yo,
Al día siguiente yo tendré el niño de la joven reina.
¡Ha! estoy contento de que nadie sabe,
Que Rumpelstiltskin es mi nombre."

La única relación de la paja y el oro es el color amarillo. El alquimista uso conocimientos arcanos y ciencias metafísicas para usar una vulgar rueca y transmutar la paja en metal dorado y valioso.
El alquimista creaba oro que iba a parar a las arcas reales a cambio de pagos que no tenían ni siquiera una proporción de 1/10 de su trabajo.


Y ni siquiera tenía el consuelo de ser reconocido por su arte, sino que era la muchachita la que se quedaba con el crédito. Sumado a su baja estatura esto genero un sentimiento de frustración en el individuo.
Con lo cual uso sus capacidades mentales para llevar a la oportunista joven a un callejón sin salida y conseguir lo que considero un precio justo y reciproco a cambio de sus servicios; un infante.


Para que fines retorcidos lo quería? No haremos conjeturas.
Retomemos a la alquimia, en la época en que se escribió el cuento (1857) si bien el auge de los alquimistas había pasado aun había personas que buscaban la quimérica piedra filosofal. Algunos incluso usando el fraude para “probar” que de veras poseían tal objeto.
Que es el enano frustrado que pierde todo a cambio de nada? La caída de las ciencias metafísicas ante el positivismo.


El empirismo resolvió el acertijo con el que las pseudo ciencias de antaño se escudaban para defender su vana existencia y “rescato” al bebe, que además de ser seguramente pervertido seria el aprendiz y heredero de no solo la alquimia, sino las meta ciencias.
En la universidad Göttingen los hermanos Grim habían aprendido a rechazar las pseudo ciencias. Y, al ver que un nuevo orden surgía a través de la democracia que se veía venir trataron de reeducar a la juventud a través de sutiles mensajes en sus cuentos “infantiles”


Cuentos cargados de ideología revolucionaria?
Ideas neo-modernas sobre empirismo?
Un alquimista frustrado?
Juzguen ustedes mismos, personalmente no me sorprendo mas de las cosas ocultas que encontramos en estas obras…
Sin otro particular.
Mr Nemo

domingo, 22 de marzo de 2009

La Bella durmiente del bosque y La Conspiracion del castillo


La bella durmiente del bosque
Abrimos el libro y vemos que comienza con una monarquía, (ya deberíamos estar habituados)
Tal parece, según el documento, los monarcas habían tenido una hija mujer y estaban muy felices por ello.
La paradoja ya comienza aquí, como ya he desarrollado en otro artículo, en las monarquías absolutas el poder estaba en el rey y se sucedía a su hijo varón.
En ningún lado se menciona la presencia de un hermano de la jovencita, o de otro hijo de los reyes.
Por lo que deducimos que el cuento tiene ideas anti-monárquicas-pro-anarquistas.
(Recalcamos que nos referimos a la esencia contemporánea del cuento, y no a la desambiguación de las versiones orales originales de antaño)

Retomando, los reyes tienen una hija. Y hacen una celebración muy a la usanza de los reyes de antaño.
Para tal festividad, invitan expresamente a las 7 Hadas del reino para que le regalen a su hija un don mágico y esta pase a ser superdotada.
Cada Hada tendría un costoso obsequio, una cubertería de oro (en otras versiones modernas el regalo varia, pero se mantiene su materia: oro)
(Hadas capitalistas y avariciosas? Mmm)

Al final de la fiesta se presento un Hada muy vieja, a la que habían dado por muerta.
Aquí surge el otro elemento paradójico, ya que se supone que las Hadas, al ser seres etéreos, con poderes sobrenaturales que provenían de una pre-pseudo-wicca, eran inmortales; no morían.
Como se puede dar por muerto algo que se supone no muere?
La vieja Hada monto en cólera injustificadamente al no haber un obsequio para ella, lo cual también es absurdo. Ya que las monarquías están bañadas en oro.
Llego el momento de los dones mágicos, y una a una las Hadas le dieron; belleza, bondad, gracia, danza, canto y música.
(Nótese la ausencia de “inteligencia” o “sentido común”)

Luego la vieja Hada se adelanto y le echo un maleficio a la criatura; La princesa se pinchara la mano con un huso y morirá! Exclamo.
La séptima Hada, que se había quedado atrás por desconfianza a la vieja, se adelanto. Otro elemento extraño, ya que las demás no tuvieron ninguna desconfianza.
Y al no poder anular la maldición, la atenuó; La princesa se pinchara la mano con un huso pero no morirá, caerá en un profundo sueño que durara cien años hasta que el hijo de un rey la despierte.

El rey decreto, bajo pena de muerte, una prohibición total para la utilización y tenencia de husos y ruecas en el reino.
Los cuales fueron confiscados y quemados.
La gran duda y paradoja es; como se mantenían al haber eliminado la industria textil interior?
Debían importar ropas desde el exterior, lo cual sin lugar a dudas no era muy económico y amenazaba la economía del reino.
Más tarde se analizara este elemento y se dará una posible explicación.
El reino supo mantenerse hasta la adolescencia de la princesa, si los súbditos del rey estaban vestidos o no. Es algo intrascendente.

A la edad de 15/16 años, la princesa caminaba por el castillo y al entrar en una habitación vio a una anciana que estaba hilando con un huso. La cual según se especifica en el cuento; no había oído jamás de la prohibición.

Todo eso es absurdo de cabo a rabo, es altamente improbable que la princesa jamás hubiera encontrado esa habitación hasta ese momento, por lo que debería haber visto a la anciana antes.
Es aun más improbable que, luego de quemar los husos y ruecas de todo el reino, quedara uno en el mismísimo castillo real. Lugar donde se supone, los controles debían ser más férreos.
Recuérdese que la octava Hada, la del maleficio, era una vieja.

La adolescente pensó que seria divertido probar con tal extraño artefacto, y tal como en la profecía. Se pincho en la mano y cayó en un sueño artificial.
Trataron de reanimarla, pero al ver que no podían.
La acostaron en su lecho, ricamente vestida.
Y llamaron a la séptima Hada, la que le había salvado la vida.

La cual temerosa de que la princesa se encontrara sola cuando despertara, procedió a usar sus poderes de wicca contra todos los habitantes del castillo, a excepción del rey y la reina, para sumirlos en un sueño artificial igual al de la princesa.
Luego de un cuarto de hora, gruesas enredaderas y hiedras cubrieron el castillo, volviéndolo impenetrable.

Ahora, porque el rey y la reina no fueron adormecidos para hacerle compañía a su hija?
Porque entre el adormecimiento de los habitantes del castillo y el crecimiento de las enredaderas transgénicas hubo 15 minutos?
Acaso los reyes necesitaban de ese tiempo para una huida?
Quizás todo esto no es más que un sutil engaño?

Un complot de intriga palaciega que enredaba a los reyes, al Hada vieja y a monarcas de otro reino.
El hada vieja se encargaba de levantar el maleficio contra la joven, donde el elemento más importante e invariable era el huso.

Luego de lo cual, el rey tenía una excusa para enarbolar ante sus ayudas de cámaras y concejeros para levantar el inverosímil decreto de la prohibición de uso y tenencia de husos y ruecas.

Lo cual obligaba a su pueblo a un consumo masivo de productos textiles que debían importarse de ese reino X, cuyos monarcas formaban parte del complot.
Reyes obsesionados con el capitalismo al grado de usar a su hija para lograr fines malévolos e ilegales para ganar dinero?, una vieja Hada de mente retorcida capaz de manipular a sus socias de pre-pseudo-wicca? Y unos monarcas X, quizás ascendientes del príncipe que descubrió a la joven?

Acaso fue parte del plan? El descendiente de esos monarcas X tendría acceso a la joven?
Eso es poco factible, ya que muchas generaciones separaban a los confabuladores del despertar de la joven, así que debemos suponer que simplemente no les intereso el despertar de su hija.
Cien años más tarde, un príncipe andaba de caza y diviso las almenaras del castillo. Pregunto a los lugareños sobre el mismo y escucho vagas referencias a la leyenda de una joven princesa dormida. Así que se aventuro al castillo, y al tener sangre azul las plantas transgénicas se abrían paso dejándolo pasar.

Paso por encima de los guardias dormidos y puedo llegar al cuarto de la joven, donde al sentir una gran pasión carnal por la joven (15/16 años) la despertó con un beso, al despertar ella despertaron todos los habitantes del castillo.
Y celebraron su retorno a la vida con una fiesta.

Si el príncipe supo instalarse en ese reino para administrarlo, no lo sabemos.
Ni tampoco sabemos que fue del rey y la reina, o del Hada vieja o de esos reyes X.
Pero queda la gran duda, sabrían esos ingenuos habitantes del castillo que habían sido peones en un juego de ajedrez y que seguían careciendo de industria textil y de hecho, cualquier tipo de manufactura desde hacía 100 años?
Sin otro particular,
Nemo

martes, 3 de marzo de 2009

Cuentos poco conocidos: Igual de peligrosos Pte 2


El gatito Pompón
Sentados sobre el rojo tejado de una casita, conversaban gatito Pompón y gatita Lulú. La graciosa gatita le dijo:
- Pompón, tu eres el gato más lindo del barrio, y también eres muy hábil para cazar ratones. Mi amiguita se llama Mimí, es suave y cariñosa, ¿Por qué no te casas con ella?
Como la proposición fue tan inesperada, tal fue la emoción de gatito que ¡Pum! Cayó de bruces al suelo desde lo alto del tejado. ¡Pobre gatito Pompón!
El golpe fue tan fuerte que se desmayo.
Y como no reaccionaba, gatita Lulú fue corriendo al Hospital de los Gatos para que mandaran con urgencia una ambulancia al lugar donde estaba Pompón. Sentado al volante el gato enfermero hizo sonar la sirena para que en la calle todos los autos le dieran paso, así podía llegar más rápido.
Al sacarlo de la camilla lo acostaron con precaución, porque Pompón podía tener alguna costilla rota, y el gato medico principal le dijo a su gato ayudante que le tomara el pulso. Pero Pompón estaba muy pálido y no habría los ojos.
Los gatos médicos dijeron:
- ¡No hay nada que hacer! ¡Gatito Pompón no mejora! ¡Está muy enfermo…!
Y como gatito Pompón se sentía morir, pidió que llamaran a un gato sacerdote para contarle todos sus secretos. Y apenitas abrieron los ojos le confesó todas sus picardías……
¡¡Las correrías nocturnas por los tejados!! ¡¡¡Las peleas con los gatos del vecindario!!! ¡Y las veces que había robado pescado! ¡Es que le gustaba tanto!
Y sobre todo le encantaban las sardinas… ¡Eran su debilidad!
El gato sacerdote lo escucho atentamente y dándole su bendición, lo perdono.
Al ratito, Pompón, se quedo muy quieto y cerró los ojos.
Creyéndolo muerto, los gatos amigos lloraron a lagrima viva porque lo querían entrañablemente.
Recordaban las noches de luna llena en que, juntos con Pompón, corrían por los techos de las casas vecinas buscando aventuras.
En cambio, los ratones cantaban y reían. Y se alegraron tanto de la mala suerte del pobre Pompón que hicieron una fiestita, comieron un gran queso y bailaron toda la noche hasta el amanecer.
Mientras tanto, los gatos más grandes llevaron a enterrar a gatito Pompón. Fueron caminando despacito, muy serios y compungidos, por la calle del pueblo. Al pasar por el supermercado, en ese momento estaban abriendo el puesto de venta de pescados.
Y ¡Oh sorpresa! Pompón no hizo más que sentir con su fino olfato el rico y penetrante olor de las sardinas, y eso basto para que saltara loco de felicidad volviendo a la vida.
Y así, Pompón pudo comer su manjar preferido por el resto de su larga vida.
¿Y acaso ustedes, chicos, no conocen la frase que dice que un gato tiene siete vidas?


Libro: Cuentos de Ayer y Siempre (“Moderna Adaptación Pedagogica”)Adaptadora: Licenciada Susana Storani, Socióloga.Dibujos: Rodolfo RamosEdita: Ediciones Rio de la Plata S.A. (Arregui 3925, Bs As, Argentina)El gatito Pompón, no se nombra autor.

Otro cuento de la rama literaria de “cuentos poco conocidos”
Un gato juerguista tiene una mala reacción ante una proposición de casamiento (como todo juerguista) se cae, se golpea y queda inconsciente. Lo trasladan a un hospital de mala calidad, nótese la frase de los gatos “doctores”: “¡Está muy enfermo…!”
Enfermo de qué? Si se cayó al piso y se dio un buen golpe.


O también la parte de: “Al sacarlo de la camilla lo acostaron con precaución, porque Pompón podía tener alguna costilla rota, y el gato medico principal le dijo a su gato ayudante que le tomara el pulso. Pero Pompón estaba muy pálido y no habría los ojos.”
Esos “médicos” sabían menos que yo sobre curación. Sobre todo porque el enfermero debió chequear si tenía los huesos rotos antes de meterlo en la camilla

(Primeros auxilios en caso de caída
* No levantar a la persona inmediatamente; asegúrese antes de que no hay fracturas ni aturdimiento.* Si hay pérdida de consciencia [y golpe fuerte en la cabeza, la espalda o el tórax].* Si se trata de un golpe fuerte sin herida externa (contusión).* Si se trata de un golpe fuerte con herida externa (traumatismo) y hemorragia.* Si se trata de un golpe fuerte con fractura de algún hueso.* Si se trata de un fuerte dolor y deformación en una articulación (luxación).* Si se trata de un dolor intenso en una articulación sin deformación de la misma (esguince).)

O tal vez yo estoy mal… y esos gatos conocían técnicas médicas pseudocientíficas para determinar si el gato iba o no a morirse con solo controlarle el pulso.
Aunque claro. El gato no estaba muerto…
(Mala praxis?)


Luego el gato, seguramente sugestionado por sus “doctores” comienza también a creer que morirá. Hace llamar a un sacerdote católico (suponemos que el gato era católico entonces)
Y le confiesa sus correrías nocturnas. Pelea, hurto, etc.
Destaco la frase: “Al ratito, Pompón, se quedo muy quieto y cerró los ojos.”
Por el simple hecho de que no la considero apropiada para un infante (a mi mismo me resultaba chocante cuando lo fui y me leían el cuento)


En rápida síntesis, un gato juerguista con vicios se cae, y se “muere” o al menos eso diagnostican sus “doctores” en una obvia mala praxis.
Sus amigos lo velan y lloran y sus enemigos… ¡hacen una fiesta!
Si, los roedores locales se regocijan en la muerte del felino.
(en ese punto se habla explícitamente del rencor.)
Luego viene una parte muy extraña. Estaban llevando el gato a enterrar (un casi entierro prematuro, con lo cual el cuento “infantil” sería inapropiado explícitamente)
Y al pasar frente a su vicio, este revive de golpe!


Cuál es el mensaje que trata de transmitirnos?
Que los vicios que tengamos serán una fuente de renovación?
Y ahora, saben ustedes porque los personajes son Gatos y no humanos, duendes o alguna otra especie/subespecie?
Porque en el cuento se justifica la resurrección del protagonista con el “Los gatos tiene 7 vidas”
Si, lectores, aquí nada esta librado al azar.


Cuál es el mensaje del cuento?
Que nos aferremos a los vicios, algo parecido a lo que he analizado en Peter Pan.
En resumidas cuentas destaco los siguientes ítems:
-gato juerguista con fobia al matrimonio
-gata desconocedora de primeros auxilios
-gatos enfermeros desconocedores de primeros auxilios
-médicos sin conocimientos de medicina básica
-un casi entierro prematuro
-ratones rencorosos
-una resurrección gracias a su vicio


Lo cual de cómo resultado un cuento macabro explícitamente que trata de formar pseudo-infantes-adictos para alimentar las filas del consumismo y crear un efecto de retroalimentación tal que llevara a la destrucción y/o corrupción a esos niños, que luego crecerán en tamaño y dependencia al determinado vicio que escojan.


Nuevamente, a quien pueden remitir sus quejas? Autor desconocido… ni siquiera sabemos qué clase de maniático megalómano psicópata escribe esta basura…
Sin otro particular,
Nemo

sábado, 28 de febrero de 2009

Descorriendo velos y desmitificando


Descorriendo velos y desmitificando
La rosa y el sapo
Hay, ciertamente en este mundo tan cambiante, personas que aunque se lo propongan NO pueden bajo ningún concepto escribir cuentos que se hagan llamar “infantiles”. Existen cuentos limpios de corrupción? Si, son más escasos que un político honesto, pero como las brujas: que los hay los hay…
Demostrare en este artículo que aun en los cuentos más inocentes de apariencia se puede ocultar el mismo diablo.
Todo porque? Porque las palabras no han perdido su poder, todavía tienen significado, y para los que las escuchen, evocan ideas. Arquetipos de valores.
En el siguiente cuento, para el que quiera ver. Le mostrare valores ocultos que nadie ha visto. Han ensalzado ese cuento y le han endilgado una supuesta virtuosidad que NO tiene.
Y por si fuera poco, a quien podemos culpar? A Autor desconocido.

La rosa y el sapo
Había una vez una rosa muy bella, que se sentía una maravilla al saber que era la rosa más bella del jardín.Sin embargo un día se dió cuenta que la gente la miraba de lejos y observó que al lado de ella había un sapo negro, grande y gordo.
Al percatarse que por eso nadie se acercaba a ella le dijo muy molesta:
...sapo por qué no te alejas de mí, no ves que por tu culpa nadie se acerca a mi?, es que eres muy feo!!...
El sapo le contestó:
...está bien… si eso es lo que quieres me iré....
Muy obediente el sapo se alejó brincando de la rosa.
Poco tiempo después el sapo se paseaba por el jardín cuando se dió cuenta que la rosa estaba toda marchita y con muy pocos pétalos en ella y le dijo:
... que te pasó que te encuentras tan marchita?.
La rosa le contestó:
...es que desde que te fuiste las hormigas me han comido día y noche, no volveré a ser la más bella del jardín.
El sapo le dijo:
...pues claro, cuando yo estaba aquí me comía a esas hormigas y por eso siempre eras la más bella del jardín…
Muchas veces despreciamos a los demás por creer que somos más que ellos o que simplemente no nos sirven para nada.En este mundo nadie está sobrado, todos tenemos algo que aprender de los demás o algo que enseñar.A veces hay personas que nos hacen un bien del cual ni siquiera estamos conscientes.

Una rosa muy bella, era indudablemente, omitiendo que tenia trastorno narcisista de la personalidad, en el que el paciente sobreestima sus habilidades y tiene una necesidad excesiva de admiración y afirmación.
En este caso en un grado tal, que se vea severamente comprometida la habilidad de la rosa para vivir una vida feliz o productiva al manifestarse dichos rasgos en la forma de egoísmo agudo y desconsideración hacia las necesidades y sentimientos ajenos.
Discriminación, valores estéticos absurdos, clara diferencia marcada entre lo que se establece entre “bello y feo”. Los cuales son valores totalmente subjetivos.


El sapo no tan bello, pero con una mentalidad endiabladamente oscura. Es el personaje opuesto de la rosa.
RENCOR, si. El corazón del sapo estaba marcado por el rencor. Esa peligrosa variante del odio que ensombrece el transcurso de los días y nos obliga a percibir la vida desde una perspectiva amarga y descolorida.
Era excluido socialmente, discriminado por ser feo, vivía sin más compañía que la retorcida voz de su enfermiza mente.
Pero el sapo trataba de ser un alma buena.
“A veces hay personas que nos hacen un bien del cual ni siquiera estamos conscientes.” Cita el cuento.
Ciertamente, uno era por dentro lo que el otro era por fuera.
La rosa corrupta y el feo y bondadoso sapo. Solo que sucedió algo…
El sapo menguo, menguo demasiado. Y no pudo seguir abarcando la situación, en lugar de tratar de seguir firme en su puesto. Pues ambos tenían puestos que mantenían, el se mostro débil. La raíz de la amargura crecía profundamente en su corazón.


Un día la rosa filosofaba sobre la poca gente que contemplaba su esplendor.
Porque no solo no se contentaba con ser hermosa, QUERIA atención que ni merecía ni necesitaba.
Con palabras hirientes le dijo al sapo que por su horroroso y grotesco cuerpo nadie se le acercaba a ella. Y le ordeno que se fuera.
El sapo sabia que ella vivía gracias a él, gracias a que el se comía a las hormigas. Y acaso trato de ser comprensivo?
NO, el sapo accedió a su tonta petición y la dejo morir, y no cualquier muerte. Sino una muy lenta y endiabladamente dolorosa. Cientos de hormigas la devoraban de a poco cada día. Mientras ella seguía viva!


Ni en el infierno de Dante había castigos semejantes.
Cuál es la enseñanza? Que los narcisistas deben pagar?
Que el sapo se vengó, y se regodeo en el dolor de la rosa?
Ah, Vendetta…
También estas en los cuentos infantiles.
E incluso en este, en el que descorriendo los velos vemos seres corruptos y enfermizos. Una narcisista pro-valor estético corrupto que profesaba discriminación a los seres que consideraba “feos”
Y Un solitario con mente retorcida y ansias de vendetta, socialmente discriminado y con complejos por su aspecto.


Y en que acaba el cuento?
En que el sapo vuelve a visitar a la carcomida rosa, confesando que él había sido el que mantenía a raya a las hormigas.
Mente perversa y psicópata! Careciendo de toda culpa regresa ver los restos de su venganza.
El orgullo de la rosa estaba tan carcomido como su autoestima y su cuerpo.
Acaso el sapo quería verla humillada?
Ciertamente suponiendo que la rosa no muriera, es de suponer que no volvió a discriminar.
Pero es esa forma de darle una lección? Con violencia y torturas físicas y mentales?
A veces hay personas que nos hacen un mal del cual ni siquiera estamos conscientes.
Cada personaje sirvió para degradar más al otro.


Personas libres del mundo, yo les advierto contra este sutil engranaje del sistema. No subestimen los cuentos infantiles!
Busquemos al culpable, ah cierto. Es Anónimo… (...)
Sin otro particular,
Nemo

viernes, 27 de febrero de 2009

Elena nooo


Pulgarcito

Versión de Perrault

La moraleja de tan risueño cuento es no despreciar a alguien por su estatura, sino que tomarlo en cuenta por su valía.
O al menos eso se dice por ahí…
Empecemos por el principio, una familia demasiado pobre que subsistían del empleo de leñador del padre de familia.
Literalmente se morían de hambre.
A tal grado de pobreza, que su último hijo (el séptimo hijo, que no salió lobizón por motivos de relativismo cultural) nació con enanismo al estar su madre desnutrida en su embarazo.



Y como si fuera poco, el pequeño se “desarrollaba” en un ambiente hostil en el que sus padres murmuraban contra sus hijos de forma abierta.
Nótese la parte en la que el chico jugaba bajo la mesa y escucho la disertación de su padre (madre o madrastra. Según la versión) en la que este hipotetizaba las ventajas de abandonarlos a su suerte en el bosque (donde obviamente serian pasto de las fieras)
En algunas versiones uno de sus padres opto por aplazar esa decisión un tiempito mas, en otras fue a la mañana siguiente. La cuestión es que Pulgarcito, aquejado por problemas físicos debido a su mala nutrición. Y seguramente, problemas psicológicos por la poca unidad familiar (Que seguramente se notarían más en su adolescencia) se vio ante la necesidad de hacer algo para evitar que él y sus hermanos sufrieran una muerte.


Cuantos años tendría? 6? Quizás 7?
Es la edad apropiada para la presión que se ejercía sobre el menor?
Sea como fuera, el pequeño tuvo que hacer de tripas corazón.
E ideo un plan muy simple; si lo abandonaban en el bosque, debía volver, para volver necesitaba saber por dónde, por ende; marcar un camino.
Realmente se nota la simpleza del pensamiento infantil en esa estratagema.
Salió al patio y junto piedritas blancas (ni siquiera hay que razonar mucho para saber que las piedritas blancas resaltan más en la oscuridad)


Los padres les dijeron que los acompañaran a juntar leña, el pequeño marchaba último. Dejando caer de vez en cuando una piedrita para marcar la ruta de vuelta.
Resaltemos que Pulgarcito no les conto a sus hermanos lo que realmente sucedía, otra muestra de mentalidad infantil. Ya que es propio de infantes muy pequeños esa actitud de guardar silencio.
Al llegar a lo profundo del bosque los abandonaron diciéndoles que se iban a cortar leña más allá, y obviamente nunca volvieron.
Los niños se desesperaron, y entonces Pulgarcito saco su As bajo la manga. Y los guio de vuelta hacia la casa.
(Lo cual resulta curioso, que retornen a un sitio donde no son bienvenidos)
Por un corto tiempo vuelven a convivir con sus padres (había una hogaza de pan)
Pero cuando la comida se acabo, de nuevo resolvieron tirarlos en el bosque. En algunas versiones, se dice que sus padres dejaron la puerta cerrada para que Pulgarcito no pudiera escapar a buscar piedritas, en otras simplemente dice que la puerta estaba cerrada.
Si tomamos la primera opción, nos aclara que sus padres habían hecho “confesar” al niño sobre como había hecho para retornar.


El punto es que la puerta estaba cerrada, el niño adentro y las piedritas afuera. Entonces él en su estratagema reemplaza ingenuamente las piedritas con migas de pan (lo cual es un error táctico que demuestra su mentalidad infantil, como veremos más adelante.)
Se repite de nuevo la escena del bosque, solo que cuando Pulgarcito quiere retornar descubre que los pájaros se habían comido las migas de pan. (Detalle que quizás alguien más perspicaz hubiera detectado)


En ese momento, ya no había estratagemas ni nada de carácter “pseudo-ingenioso” entonces, pues, no le quedo otra a Pulgarcito que subirse a un árbol y tratar de ver alguna luz que indicara una vivienda.
Escudriñando la oscuridad vio una luz, y llegaron a una casa.
Solo que esa casa estaba habitada por un ogro caníbal que vivía en concubinato con una “señora”. Y con las 7 hijas que esta le había dado. (No se aventuraran conjeturas sobre la condición de estas hijas; humanas u ogresas).


La “señora” advierte a los niños sobre el canibalismo del ogro, pero accede a esconderlos en la casa antes sus ruegos.
El ogro hace su entrada al grito de “Huelo carne fresca”
La “señora” le asegura que es la carne que había cocinado y le sirve la cena, pero este sigue convencido de que olía carne fresca.
Al revisar la casa encuentra a los niños escondidos en un armario (ni siquiera cabe mencionar la angustia psicológica de los niños)


Su obvia intención era matarlos y comerlos ahí mismo, pero su concubina le convenció que comer tanta carne le indigestaría. Y los niños fueron acostados en una cama, en la habitación donde dormían las hijas del ogro.
En este punto, señalare la ausencia de promesas de la “señora” sobre la supervivencia o no de los niños. Ella se limito a decir que mejor los matara por la mañana y los comiera como desayuno.
Quizás porque ni siquiera trataría de libertarlos, lo cual se amolda perfectamente al accionar de Pulgarcito:


Los niños estaban endiabladamente asustados, y el volvió a razonar con simpleza; cual es el mayor peligro? Que el ogro venga y nos mate en la noche. Cómo hacer para que no nos mate? Fácil, no debe reconocernos. Con quien se podían camuflar? Con las hijas del ogro. Tomo entonces las coronas que estas tenían en la cabeza mientras dormían y las cambio por los gorros de dormir que ellos portaban. (Si las ogresas/humanas eran princesas al portar corona, seria acaso el ogro caníbal rey de alguna organización o secta?)
A medianoche el instinto sádico del ogro lo hizo despertarse e ir a matar a los niños, entro con su cuchillo y en la oscuridad tanteo las cabezas; noto las coronas y fue a la siguiente cama, acto seguido degolló a sus hijas en silencio.
Al amanecer los niños se escaparon (y por sus propios medios dice el cuento) el ogro al despertar noto que había degollado a sus hijas, monto en cólera. Se calzo sus grandes botas y salió a cazar a los infantes.
Cuando estos lo escucharon se ocultaron tras unas rocas, el gigante se canso de buscar y se durmió.


Entonces Pulgarcito se acerco y le robo las botas (botas “mágicas” que permitían dar pasos de siete leguas como su nombre lo indica)
Porque las robo? Que sentiría el pequeño infante al ver al ogro aterrador durmiendo? Que puertas imagino que esas botas le abrirían?


No estoy versado en psicología infantil para responder a esas y muchas más preguntas que surgen de ese momento, de esa acción. Que no dura más que una oración; “Pulgarcito se le acerco y muy suavemente le quito las botas”
Pero si analizamos lo que hace luego con las botas, podríamos bosquejar que su idea era ganar oro para que su familia, al poder comer, los aceptaría de nuevo.
Lo cual hace que sea imposible refutar que estamos ante una maltrecha mente de un infante.
Ya que cuando tuvo las botas en su poder, corrió hacia el reino más cercano donde se puso al servicio del rey como mensajero.


El rey, al terminar el niño sus trabajos, quedo satisfecho y le dio una bolsita de oro.
Pulgarcito tomo el oro y a sus hermanos y volvió a casa, donde como al fin tenían para comer vivieron “muy felices”
Estos hermosísimos cuentos infantiles (nótese que fui sarcástico) rezuman un complejísimo nivel de naturaleza humana.
La moraleja real del cuento. Mas allá de todas las acotaciones sobre el pequeño infante. Parecen apuntar a que sin importar los problemas físicos o psicológicos, uno debe ser siempre el más astuto (el más “vivo”) para sobrevivir.
(Aunque deberíamos discrepar en que sea una buena enseñanza para niños que aun ni siquiera se han formado totalmente física y emocionalmente)


Al que madruga, Dios ayuda


Sin otro particular,
Nemo

jueves, 12 de febrero de 2009

Cuentos poco conocidos: Igual de peligrosos Pte 1


El osito Puly
Había una vez un niño verdaderamente bueno y estudioso llamado Fulvio.
Tenía un hogar muy humilde y a veces sus padres no podían comprarle los libros y útiles necesarios para el estudio. Sin embargo, con dedicación y empeño el niño conseguía en la escuela las mejores calificaciones.
Un día, los padres de Fulvio resolvieron premiar la buena conducta de su hijo, y utilizando algunos ahorros que habían juntado con sacrificio, Le compraron un obsequio.
Estaban muy contentos con su hijo, sobre todo porque este nunca decía mentiras, esa costumbre tan fea que tienen algunos chicos.
Le trajeron entonces un hermoso osito de paño color rojo, el mismo que Fulvio siempre se paraba a mirar en la vidriera de la juguetería, al salir de la escuela.
- Toma –le dijeron los padres-.sabíamos que te gustaba tanto y te lo compramos para vos.
Fulvio lo recibió emocionado. Le puso de nombre Osito Puly.
Esta de más decir que Osito Puly se convirtió desde entonces en el compañero inseparable del niño. Siempre estaba en sus juegos.
Precisamente una tarde, mientras se encontraba jugando a solas, Fulvio escucho de pronto que el osito lo llamaba por su nombre.
El niño se sorprendió muchísimo al escuchar que Puly le hablaba.
No podía salir de su asombro. Le parecía que estaba soñando, y por ello tardo un largo rato en responder.
- Pero… -dijo al fin maravillado al osito-… ¡nunca me hubiera supuesto que pudieras hablar y llamarme por mi nombre, como lo acabas de hacer! Tú eres un juguete y yo creía que los juguetes no hablaban.
- Te equivocas –le respondió Puly-. Nosotros los juguetes podemos hablar cuando nuestro dueño es un niño bueno y honrado como tú, que nunca le haces daño a nadie, que siempre respetas a tus mayores y jamás dices mentiras.
Cuando volvieron sus padres Fulvio decidió contarles lo sucedido esa tarde.
- El osito Puly habla –les dijo -. Me llama por mi nombre porque ya me conoce y nos hemos hecho muy buenos amigos.
Los padres de Fulvio creyeron que lo contado por el niño era producto de alguna travesura o de su propia fantasía.
- ya sabes muy bien –le recordaron- que no nos gusta que imagines cosas y luego pienses que son ciertas.
Viendo que sus padres estaban algo disgustados, Fulvio trato de salir del paso de la forma más fácil y cómoda. También con ello quería evitar posibles dificultades.
- Está bien –dijo entonces- Osito Puly no habla.
Desde ese día el Osito Puly nunca más hablo.


Libro: Cuentos de Ayer y Siempre (“Moderna Adaptación Pedagogica”)
Adaptadora: Licenciada Susana Storani, Socióloga.
Dibujos: Rodolfo Ramos
Edita: Ediciones Rio de la Plata S.A. (Arregui 3925, Bs As, Argentina)
El osito Puly, por Rosana Schillaci.

Este cuento pertenece a la rama baja de la literatura infantil definible como “poco conocida”.
En la historia tenemos una familia muy pobre (al grado de tener que ahorrar dinero arduamente para comprar un osito de paño)
Ese día Fulvio estaba solo, y si analizamos bien. Veremos que era usual que el chico estuviera solo, al ser tan pobres era obvio que los dos padres trabajaban.
Tampoco se nombran amigos del colegio, tengamos en cuenta que era muy pobre, y muy estudioso (les suena la palabra “nerd” o “traga”?) realmente uno dudaría que tenía amigos… sobre todo después de leer a sus padres decir: “no nos gusta que imagines cosas y luego te creas que son reales”
No era la primera vez que el chico, en su soledad, conjuraba un amigo imaginario para no estar tan solo. Esta vez fue su osito especial.
Sus padres desconociendo que significaba el Osito Puly para el chico, lo obligaron a destruir a su amiguito.


Pero leamos algo de los amigos imaginarios; (…) Los amigos imaginarios pueden ser de distinta naturaleza, como personas u objetos, peluches, monos o personajes inventados. Y es con ellos con quienes el niño tiene un espacio para conversar, jugar y pelear.
(…)Los amigos imaginarios también surgen como respuesta a las idealizaciones e ideas positivas. Junto a estos personajes tienen espacio para satisfacer sus anhelos y deseos, en general, en esas instancias pueden satisfacer algunas necesidades que no tienen en su entorno habitual. (…)Principalmente este fenómeno se da en niños que son hijos únicos (…) Por lo tanto, sus amigos imaginarios surgen para satisfacer algunas necesidades que no se les brinda en su medio. Hay autores que también plantean que surgen debido a que el niño presenta carencias afectivas.



Realmente sugestivo todo eso.
No se puede culpar a los padres, eran pobres y debían trabajar para darle de comer a Fulvio y tampoco esperemos que en su nivel de escolarización hayan tenido conocimientos de psicología.
Es más bien, una fotografía de un problema infantil de familia pobre cada vez más común.
La gran duda es, es esto un tema sano para un cuento infantil para niños? No había adaptado los cuentos una “socióloga” acaso?
Indudablemente hay personas que aunque lo deseen y hagan, NO pueden escribir cuentos infantiles ni deberían hacerlo. Puesto que los remedos corruptos e inmundos que engendran salen al mercado del capitalismo, donde su calidad jamas es analizada, a enfermar mentes infantiles con ideas turbias y poco sanas de un mundo que no están listos para comprender,
Sin otro particular,
Nemo

domingo, 8 de febrero de 2009

Homicidio y Travestismo


Homicidio y Travestismo
Caperucita roja y el lobo es un antiquísimo cuento transmitido de forma oral en la Europa antigua.
En 1697 el francés Charles Perrault fue el primero en recoger la historia y publicarla en un libro, que se titulo “Cuentos de antaño”
La versión tradicional que circulaba antes de que el cuento fuera publicado ahí tenia tintes eróticos, macabros y sádicos.
Perrault suavizo un poco la historia, (por ejemplo omitió la escena en la que el lobo ya disfrazado de anciana le propone consumir carne y sangre de la verdadera anciana descuartizada en una orgia sádica de proporciones salvajes)
Y agrego a la historia una moraleja explicita, como acostumbraba, la cual era inexistente hasta entonces en el cuento.

En 1812 los hermanos escritores alemanes Jacob Grimm y a Wilhelm Grimm (los famosos Hermanos Grim) le dieron otra mano de pintura al cuento y lo suavizaron aun mas; menos elementos eróticos y un final feliz. Y eso que quedo es el cuento actual que hoy vemos por todos lados.
El cuento bajo su nivel de corrupción. Pero, lo suficiente?
Realmente no. Simplemente ahora la mitad es implícita y la otra mitad es explicita.

La madre irresponsablemente manda a caperucita al bosque a llevarle víveres a su abuela, etc. (Primer culpable implícito de la serie de eventos desafortunados)
En el camino esta se encuentra con el lobo, y bastante inocentemente le revela a donde va y le da demasiados datos personales de sí misma a un extraño. (Segundo culpable implícito de la serie de eventos desafortunados)
El lobo se adelanta, fuerza la puerta y entra. Comete homicidio, canibalismo y travestismo. (Culpable explicito)

El susodicho lobo no puede excusarse con el argumento de “ser carnívoro” ya que esto no explicaría el travestismo, puesto que podría haber devorado a la niña en el bosque sin esa necesidad.
Lo cual nos muestra antiguos vestigios de la versión original en la que el lobo y la niña tenían relaciones sexuales.
Caperucita roja llega a la casa y entra, es incapaz de diferenciar a su abuela de una fiera peluda y salvaje cuando visualmente el único parecido era un camisón y un gorrito, señal obvia de que la niña no veía a su abuela muy a menudo (por no decir jamás)

Tal hecho la vuelve Culpable implícita de los siguientes eventos desafortunados. (Y a su abuela también la podríamos llamar Segunda culpable implícita por no haber puesto Puertas Pentágono o tener un perro guardián)
El lobo pasa a ser culpable explicito nuevamente.

Y en este momento se produce una charla muy curiosa, en la que la niña le pregunta al lobo repetidamente por el gran tamaño de ciertas partes de su cuerpo, vestigios de la vieja versión erótica del cuento. Pero que, al haberse perdido en el olvido tal versión (aun teniendo en cuenta que existan registros, esta versión no es conocida popularmente.) deja esa escena como una simple extravagancia. El lobo comete homicidio de nuevo y se come el cuerpo de la niña (en la versión actual)

Luego aparece el cazador espontaneo que mata a la fiera y saca a las mujeres del vientre del homicida (ya que realmente no estaban muertas, solo devoradas. Aunque esto es un giro hecho para lograr un final feliz, ya que es físicamente imposible que el lobo las devorara enteras sin descuartizarlas.)

Así que tenemos dos hechos criminalísticos. (Siempre hablando de la versión actual)
El primero es el incidente de la anciana y el segundo el de la propia Caperucita. Cada evento tuvo 3 culpables, 2 de los cuales siempre pudieron haberlos evitado, esa es la parte moralista del cuento.

Mi crítica no es sobre el homicidio, canibalismo y travestismo. (Aunque realmente es censurable todo eso)
Sino sobre el “atenuamiento de la corrupción del cuento”
A lo largo de más de 300 años se le incorporaron dos modificaciones al cuento, hechas por pedagogos y gente docta y versada en estudios. No por cualquiera.
Y a pesar de esas dos modificaciones aun puede adivinarse el verdadero argumento corrupto del cuento para el que sepa mirar.
De ser un vulgar cuento oral que circulaba entre gente ignorante paso a ser un cuento “infantil”.
Pero es “infantil” nada más porque se disimula lo más fuerte y explicito del cuento dejando TODO lo demás intacto?
En más de 300 años de adaptación eso es todo lo que se logro?
“disimular” escenas de erotismo y sadismo, camuflarlas tan solo?
Tal vez en 300 años más se vuelva a modificar y se termine de depurar la corrupción que tiene, pero en ese caso no quedara argumento de la historia… puesto que lo que mal empieza, mal acaba.
Sin otro particular,
Nemo

viernes, 6 de febrero de 2009

Blanca-nieves no tan Blanca


Blanca-nieves

Ah, nos encontramos con un cuento “infantil” que pone a prueba la objetividad que he tratado de mantener en mis artículos.
Este cuento empieza como casi todos los cuentos de antaño, era una vez un reino con dos reyes…
Y la reina tuvo un deseo, un deseo que analizaremos:
“Pensó que le gustaría tener una hija con los labios rojos como la sangre, la piel blanca como la nieve y los cabellos y los ojos negros como el ébano. Y lo que deseo con tanto amor, se realizo. Tuvo una niña muy bella que llamaron Blanca-nieves”
Mas allá del estereotipo estético, que también me doy el lujo de señalar, destaco que el deseo de la reina era una hija mujer.

“que obviedad” dirán algunos, pero ese es el punto. El árbol tapa el bosque. Recordemos que estaban en una… monarquía.
Donde el primogénito del soberano pasaba a ser el rey luego de la muerte de este.
No he encontrado ningún indicio de problemas mentales en la reina en varias versiones que revise del cuento, así que su salud era desde el punto de vista del lector; incuestionable.
La reina sabía lo que quería y lo que hacía. La reina era abolicionista contra monarquía. Y saben que prueba tenemos de eso?

Luego de parir una hija… murió. En circunstancias que no se especifican, no hace falta recordar antiguos reyes que mataban a sus esposas por no darles hijos.
Simplemente la reina y su secta abolicionista secreta y vanguardista fraguaron sabotearle la diversión al rey.
Y luego de la muerte “en condiciones dudosas pero fácilmente omitibles por hacer referencia al monarca” asume una mujer siniestra y narcisista. Cuyo hobby era contemplarse en un espejo.
Esta mujer era innegablemente bella, pero un día lo que el reflejo le revelo fue; eres bella pero blanca-nieves lo es más.

Así que la mando matar de una forma muy especial; debían conducirla a un bosque y fusilarla a flechazos.
Porque no la mato mientras dormía? Porque ella la odiaba de forma profunda y quería que padeciera angustias psicológicas antes de morir. Y por si fuera poco, debían arrancarle el corazón y traérselo como prueba del homicidio!

El verdugo se compadeció de la joven y le dijo que se largara al bosque donde se ocultaría. Entonces mato una cabra y le saco el corazón, corazón que llevo a la reina.
Al no existir un moderno sistema de peritaje para saber si era o no el corazón de la joven, la reina asumió que si lo era y procedió a devorarlo en un ritual sádico (por no decir satánico)
Las intrigas palaciegas eran comunes, pero quizás el canibalismo ritual no lo era tanto.
Existía antes la creencia en las sociedades primitivas que devorar al caído le transmitía a uno la fortaleza de este, o también estaba la creencia de que la inteligencia se guardaba en el corazón y no en el cerebro.

O quizás simplemente la reina desconocía tales paganismos y se dejo llevar por su frenesí. No hay forma de saberlo.
En algunas versiones ya se habla de la reina como una “bruja” o “hechicera”, y la veremos dominar muy bien el manejo de sustancias químicas catalépticas. Cosas que las damas de corte no solían conocer, por lo que es factible que la reina adorara secretamente alguna deidad pagana que requiriera derramamiento de sangre o estuviera en alguna secta oscura (y no precisamente de política reformista)

Blanca-nieves vago por el bosque hasta que, extenuada y con principio de hipotermia encontró una pequeña cabaña, en la que busco refugio.
Tal cabaña pertenecía a un grupo unido de trabajadores mineros que sufrían enanismo, algo así como un gremio de trabajadores explotados que sufrían limitaciones físicas.
Al parecer hay cierta tendencia en estos hermosos y tiernos cuentos de hacer referencia una y otra vez a personas con anomalías físicas y mentales (gigantismo, enanismo, idiotez, etc.)
La princesa desterrada, como hemos dicho, entro en la cabaña y luego de tomar y comer algo se durmió.

La gente pequeña llego bien entrada la noche de la mina donde eran explotados, cuando Blanca-nieves despertó y les narro sus peripecias, ellos aceptaron que se quedaran al considerarla una igual dentro de la explotación del sistema monárquico, a pesar de que sus ingresos no eran muy altos (siete tipos en una casita)
Por lo cual ella debía encargarse de los quehaceres domésticos típicos; lavar, planchar, asear, etc.
No entraremos en divagaciones sobre las intenciones de esta gente pequeña con la joven, aunque citare la siguiente frase del cuento:
“Saltaron de alegría cuando acepto”

¿Enanos degenerados? ¿Una princesa exiliada joven y voluptuosa?
Una combinación bastante volátil se podría decir.
Incluso si nos remontamos atrás podríamos preguntarnos porque el verdugo le perdono la vida a la joven, después de todo. El tipo estaba acostumbrado a la sangre…

La reina-hechicera-sectaria-caníbal descubrió que su hijastra seguía viva y tomo cartas en el asunto personalmente.
Habíamos mencionado que era diestra en el manejo de químicos y sustancias naturales, hizo una mezcla de hierbas locales y extranjeras y tuvo al fin un veneno cataléptico que sumía a su víctima en un sueño artificial muy parecido a la muerte, ya que los síntomas vitales eran muy bajos y difíciles de detectar aun para profesionales (aunque al tener en cuenta que en esa época la medicina seguía siendo bastante ritual, diremos que era indetectable para los “profesionales”) , menos aun para gente rustica como los mineros pequeños.

La reina se disfrazo de una vendedora ambulante y fue a la cabaña de la gente pequeña, donde le dio a Blanca-nieves una manzana con la sustancia cataléptica. La desprevenida joven la mordió y cayó en el sueño artificial.
Obviamente las intenciones de la reina-hechicera-sectaria-caníbal eran bastante retorcidas, ya que esperaba que la joven sufriera un entierro prematuro al ser considerada muerta por la gente pequeña. Una de las muertes más terribles que hay.

Aunque los enanos trataron de reanimarla no pudieron, pero no la enterraron. Sino que la conservaron dentro de una gran urna de cristal en un claro del bosque.
Los enanos no tenían forma de saber que estaba viva, y curiosamente no esperaron a que el proceso de descomposición les demostrara que estaba muerta.
Observemos esta frase del cuento:
“Noche y día se turnaban para velarla mientras los demás trabajaban”

¿Enanos degenerados? ¿Una princesa exiliada joven y voluptuosamente técnicamente “muerta”?
Estaremos acaso ante Enanos no solo degenerados, sino necrófilos?
Al parecer estos bellos cuentos infantiles segregan corrupción por todos lados.

Veamos como sigue esto.
Un día paso un príncipe a caballo, la vio en su sueño artificial y se acerco, al tomarla entre sus brazos un trozo de manzana envenenada cayo de sus labios. ¿No era acaso que los Enanos la habían tratado de reanimar? Entonces, ¿Qué hacia ese pedazo de manzana con sustancia cataléptica ahí?

Acaso los Enanos sospechaban que ese pedazo de manzana le producía el sueño artificial y lo dejaban ahí a propósito?
Sea como fuera, ella despertó y se les acabo la fiesta.
Se enamoro del príncipe con solo verlo, como ocurre en estos cuentos y en las novelas (hay cosas que nunca cambian)
Y fueron al reino del príncipe donde se casaron.
No sabemos qué fue de la reina-hechicera-sectaria-caníbal
Ni de los siete Enanos necrófilos.
Y saben qué? Es mejor así.
Sin otro particular,
Nemo

Blanca-nieves no tan Blanca

Blanca-nieves
Ah, nos encontramos con un cuento “infantil” que pone a prueba la objetividad que he tratado de mantener en mis artículos.
Este cuento empieza como casi todos los cuentos de antaño, era una vez un reino con dos reyes…
Y la reina tuvo un deseo, un deseo que analizaremos:
“Pensó que le gustaría tener una hija con los labios rojos como la sangre, la piel blanca como la nieve y los cabellos y los ojos negros como el ébano. Y lo que deseo con tanto amor, se realizo. Tuvo una niña muy bella que llamaron Blanca-nieves”
Mas allá del estereotipo estético, que también me doy el lujo de señalar, destaco que el deseo de la reina era una hija mujer.
“que obviedad” dirán algunos, pero ese es el punto. El árbol tapa el bosque. Recordemos que estaban en una… monarquía.
Donde el primogénito del soberano pasaba a ser el rey luego de la muerte de este.
No he encontrado ningún indicio de problemas mentales en la reina en varias versiones que revise del cuento, así que su salud era desde el punto de vista del lector; incuestionable.
La reina sabía lo que quería y lo que hacía. La reina era abolicionista contra monarquía. Y saben que prueba tenemos de eso?
Luego de parir una hija… murió. En circunstancias que no se especifican, no hace falta recordar antiguos reyes que mataban a sus esposas por no darles hijos.
Simplemente la reina y su secta abolicionista secreta y vanguardista fraguaron sabotearle la diversión al rey.
Y luego de la muerte “en condiciones dudosas pero fácilmente omitibles por hacer referencia al monarca” asume una mujer siniestra y narcisista. Cuyo hobby era contemplarse en un espejo.
Esta mujer era innegablemente bella, pero un día lo que el reflejo le revelo fue; eres bella pero blanca-nieves lo es más.
Así que la mando matar de una forma muy especial; debían conducirla a un bosque y fusilarla a flechazos.
Porque no la mato mientras dormía? Porque ella la odiaba de forma profunda y quería que padeciera angustias psicológicas antes de morir. Y por si fuera poco, debían arrancarle el corazón y traérselo como prueba del homicidio!
El verdugo se compadeció de la joven y le dijo que se largara al bosque donde se ocultaría. Entonces mato una cabra y le saco el corazón, corazón que llevo a la reina.
Al no existir un moderno sistema de peritaje para saber si era o no el corazón de la joven, la reina asumió que si lo era y procedió a devorarlo en un ritual sádico (por no decir satánico)
Las intrigas palaciegas eran comunes, pero quizás el canibalismo ritual no lo era tanto.
Existía antes la creencia en las sociedades primitivas que devorar al caído le transmitía a uno la fortaleza de este, o también estaba la creencia de que la inteligencia se guardaba en el corazón y no en el cerebro.
O quizás simplemente la reina desconocía tales paganismos y se dejo llevar por su frenesí. No hay forma de saberlo.
En algunas versiones ya se habla de la reina como una “bruja” o “hechicera”, y la veremos dominar muy bien el manejo de sustancias químicas catalépticas. Cosas que las damas de corte no solían conocer, por lo que es factible que la reina adorara secretamente alguna deidad pagana que requiriera derramamiento de sangre o estuviera en alguna secta oscura (y no precisamente de política reformista)
Blanca-nieves vago por el bosque hasta que, extenuada y con principio de hipotermia encontró una pequeña cabaña, en la que busco refugio.
Tal cabaña pertenecía a un grupo unido de trabajadores mineros que sufrían enanismo, algo así como un gremio de trabajadores explotados que sufrían limitaciones físicas.
Al parecer hay cierta tendencia en estos hermosos y tiernos cuentos de hacer referencia una y otra vez a personas con anomalías físicas y mentales (gigantismo, enanismo, idiotez, etc.)
La princesa desterrada, como hemos dicho, entro en la cabaña y luego de tomar y comer algo se durmió.
La gente pequeña llego bien entrada la noche de la mina donde eran explotados, cuando Blanca-nieves despertó y les narro sus peripecias, ellos aceptaron que se quedaran al considerarla una igual dentro de la explotación del sistema monárquico, a pesar de que sus ingresos no eran muy altos (siete tipos en una casita)
Por lo cual ella debía encargarse de los quehaceres domésticos típicos; lavar, planchar, asear, etc.
No entraremos en divagaciones sobre las intenciones de esta gente pequeña con la joven, aunque citare la siguiente frase del cuento:
“Saltaron de alegría cuando acepto”
¿Enanos degenerados? ¿Una princesa exiliada joven y voluptuosa?
Una combinación bastante volátil se podría decir.
Incluso si nos remontamos atrás podríamos preguntarnos porque el verdugo le perdono la vida a la joven, después de todo. El tipo estaba acostumbrado a la sangre…
La reina-hechicera-sectaria-caníbal descubrió que su hijastra seguía viva y tomo cartas en el asunto personalmente.
Habíamos mencionado que era diestra en el manejo de químicos y sustancias naturales, hizo una mezcla de hierbas locales y extranjeras y tuvo al fin un veneno cataléptico que sumía a su víctima en un sueño artificial muy parecido a la muerte, ya que los síntomas vitales eran muy bajos y difíciles de detectar aun para profesionales (aunque al tener en cuenta que en esa época la medicina seguía siendo bastante ritual, diremos que era indetectable para los “profesionales”) , menos aun para gente rustica como los mineros pequeños.
La reina se disfrazo de una vendedora ambulante y fue a la cabaña de la gente pequeña, donde le dio a Blanca-nieves una manzana con la sustancia cataléptica. La desprevenida joven la mordió y cayó en el sueño artificial.
Obviamente las intenciones de la reina-hechicera-sectaria-caníbal eran bastante retorcidas, ya que esperaba que la joven sufriera un entierro prematuro al ser considerada muerta por la gente pequeña. Una de las muertes más terribles que hay.
Aunque los enanos trataron de reanimarla no pudieron, pero no la enterraron. Sino que la conservaron dentro de una gran urna de cristal en un claro del bosque.
Los enanos no tenían forma de saber que estaba viva, y curiosamente no esperaron a que el proceso de descomposición les demostrara que estaba muerta.
Observemos esta frase del cuento:
“Noche y día se turnaban para velarla mientras los demás trabajaban”
¿Enanos degenerados? ¿Una princesa exiliada joven y voluptuosamente técnicamente “muerta”?
Estaremos acaso ante Enanos no solo degenerados, sino necrófilos?
Al parecer estos bellos cuentos infantiles segregan corrupción por todos lados.
Veamos como sigue esto.
Un día paso un príncipe a caballo, la vio en su sueño artificial y se acerco, al tomarla entre sus brazos un trozo de manzana envenenada cayo de sus labios. ¿No era acaso que los Enanos la habían tratado de reanimar? Entonces, ¿Qué hacia ese pedazo de manzana con sustancia cataléptica ahí?
Acaso los Enanos sospechaban que ese pedazo de manzana le producía el sueño artificial y lo dejaban ahí a propósito?
Sea como fuera, ella despertó y se les acabo la fiesta.
Se enamoro del príncipe con solo verlo, como ocurre en estos cuentos y en las novelas (hay cosas que nunca cambian)
Y fueron al reino del príncipe donde se casaron.
No sabemos qué fue de la reina-hechicera-sectaria-caníbal
Ni de los siete Enanos necrófilos.
Y saben qué? Es mejor así.
Sin otro particular,
Nemo

domingo, 18 de enero de 2009

Mala Praxis


Mala praxis
Al ver esas imágenes, siento martillear en mi interior una duda; ¿es, realmente, necesario un articulo o la expresión “qué diablos es eso???” alcanza?


Las 7 cabritas y el lobo es el título de este sádico cuento que nos hace remontarnos a escenas pesadillezcas o películas en las que un ser necrófago porta una moto-sierra.


También hace su aparición el infaltable y clásico arquetipo de villano de estos cuentos de antaño; el lobo carnívoro y feroz. Esta vez en la piel de un secuestrador a domicilio que practica una especie de pseudo-caprinae-canibalismo con sus víctimas.
Pero no adelantemos conclusiones, juzguen ustedes mismos.


Una cabra, que era madre soltera de 7 cabritas, vivía en una casa apartada en un bosque.
Cierto día noto que sus víveres se agotaban y partió al mercado luego de darles a sus hijos la clásica recomendación materna; no le abran la puerta a nadie.


En este momento la fantasía se aleja, toma lugar la realidad. El nombre del cuento ahora es pesadilla, el psicópata neo pseudo-caprinae-canibal secuestrador de menores potencial homicida y ladrón ocasional hace su aparición.


Comienza a sonar un acorde de película bizarra de suspenso y el criminal hace su entrada, con un desparpajo antinatural toca la puerta y con el “cuento del tío” se hace pasar por la madre de las cabritas para entrar y cometer actos de violencia y salvajismo solo tolerable en los delirios de un esquizofrénico homicida.

Al igual que en la película “psicosis”, el terror se desenvuelve con trucos psicológicos. Las cabras notan que la voz ronca del visitante no es la de su madre, y no abren la puerta al criminal. Este se retira, pero tan solo para robar un frasco de miel en una tienda del pueblo y volver con una “dulce voz” a llamar a la puerta. De nuevo en un ardid psicológico que realza el nerviosismo del lector, una cabrita ve la peluda garra mortal del lobo por la ventana y se niegan a dejarlo entrar, el lobo roba harina y regresa con una “patita blanca” a tocar la puerta.


De nuevo surge un clímax… y esta vez la triquiñuela funciona! Le abren la puerta y el lobo entra dentro de un salto dispuesto a que su nombre quede en los decálogos de los criminólogos del bosque. Las cabritas saltaron y trataron de huir, trataron de esconderse. Quizás el lobo bramo “PUEDEN CORRER PERO NO ESCONDERSE MUAJAJAJA” y esta frase fue censurada luego. Porque siendo sinceros, es difícil imaginarse la situación sin que el lobo diga eso.
Las 7 cabritas trataron de ocultarse, bajo la cama, tras la puerta, dentro del reloj de pie, bajo la mesa, etc. Y una a una el lobo las encontraba y devoraba en el frenesí de su pseudo-caprinae-canibalismo. Cuando el lobo se retiro quedo un solo sobreviviente, presa de angustias psicológicas y traumas imborrables, tan solo pudo escapar de ser devorado el cabrito que se oculto en el reloj de pie.
Entonces la cabra soltera hace su entrada y encuentra todo revuelto, como si el mismísimo Jasón con su sierra hubiera estado ahí. La cabra entra en pánico (pánico que se transmite al lector sagaz)
Y encuentra a la cabrita que quedaba, la cual le narra entre lágrimas lo acontecido.
La cabra recuerda haber visto al criminal lobuno dormitando a la orilla del rio.
Entonces sintió nacer de sus venas un poderoso fuego, la sangre de la antiquísima familia Bovidae se sublevo en ella. Y sintió que un profundo odio hacia el lobo la invadía.


Se paro muy tiesa mirando al Este, con una mirada que hubiera helado la sangre al observador de haber sido esto una película y no un simple cuento “infantil” y le pidió con voz seca a su hijo que le trajera de su costurero una tijera, aguja gruesa e hilo solido. Cumplido esto se encamino hacia el rio mascullando “vendetta” (lo cual también, estimo yo, ha sido censurado de las versiones actuales)
Al encontrarse cara a cara con el criminal dormido. La cabra actuó con una metodología que solo puede nacer de la oscuridad de una mente enfermiza y criminal, con su traumado hijo como testigo y ayudante la cabra procedió a realizarle al Lobo una operación quirúrgica inapropiada con elementos sin esterilizar y con un sadismo que bordeaba el fanatismo y amenazaba con superar al mismísimo Hanibal Lecter. Cuando hubo abierto el estomago del Lobo encontró que sus hijos aun no habían sido disueltos por los jugos gástricos, procedió a sacarlos. Y con tono seco e imperioso les ordeno traer cada uno una enorme piedra.


Acto seguido las metió en el estomago del lobo y procedió a coserlo. (Creo haber visto algo parecido una vez, pero la película se llamaba Jeepers Creepers y en los títulos no decía “apta a todo publico”) una vez terminado ese acto de total mala praxis que sería considerado ofensivo por el más vil de los curanderos analfabetos que fingen ser doctos cirujanos la cabra se retiro en silencio con su prole a su vivienda.


Cuando el Lobo despertó más tarde sintió que su cuerpo estaba hinchado, sin notar los puntos que tenía en el estomago creyó que las cabritas le habían caído mal y se dispuso a tomar agua.
Pero el peso de las piedras lo hizo caer al rio, en el que se hundió hasta el fondo y sufrió la horrible muerte de ahogamiento.


Y todo eso, damas y caballeros, es un cuento infantil.
Un argumento que parece producto de los delirios de una secta de adoradores de cabras fanáticos contemporáneos. Un argumento con el que se podría hacer una brillante película de terror.
Y es un cuento infantil.
Lectores, en este blog seguiremos denunciando la corrupción de los “inocentes” cuentos, pero usted contribuya, queme los libros de cuentos que tenga.
Estoy proponiendo una caza de brujas? Puede ser… porque esos niños que se nutren con esas enfermizas historias algún día crecerán…
Sin otro particular,
Nemo

jueves, 1 de enero de 2009

El curro perfecto


El traje nuevo del Emperador


Algo de historia; El traje nuevo del emperador es un cuento de hadas danés escrito por Hans Christian Andersen. La historia es una fábula con un mensaje de advertencia: Sólo porque todo el mundo crea que algo es verdad, no significa que lo sea, o también: No existen las preguntas estúpidas.


Hasta ahí todo bien, una inofensiva fabula que hace reflexionar a los niños sobre la credibilidad de cosas consideradas como verdades incuestionables, pero no al punto de cuestionar la democracia y ponerse a gritar “anarquía!”
O cuestionar la vida misma y levantarse la tapa del cerebelo al no encontrar una lógica innegable que les impidiera hacerlo.


La historia versa más o menos así; erase una vez una monarquía absoluta con un monarca. El cual tenía mucha afición por la moda y la estética, y siempre estaba gastando el oro producto del régimen feudal en renovar su vestuario.
Hasta que cierto día dos estafadores lo convencieron de invertir en un maravilloso y virtuoso traje, tan portentoso que solo la gente superdotada y de nobleza y virtuosidad incuestionable podía verlo. Nótese de nuevo la ingenuidad de los monarcas en estos cuentos de antaño.
Porque el rey no solo pico el anzuelo, se lo trago entero. Entonces desembolso el metálico y les dio suficiente dinero para darme el lujo de preguntar; era el rey muy estúpido o los estafadores muy ingeniosos?


Los estafadores fingieron hacer un traje, con artilugios salidos del ingenio mismo tales como hacer la mímica de trabajar una tela en el telar vacio.
El rey envió a sus concejeros a chequear como marchaba la obra, y estos. Aun suponiendo que el traje hubiera existido, de cualquier manera no lo hubieran visto. Pero como sus participaciones políticas en la corte estaban en juego junto con sus cabezas admitieron haber visto un manto que eclipsaba al mismo astro rey. El rey estuvo satisfecho con esto; les dio más metálico a los bandidos y espero que el traje estuviera listo.


Llego el día en que el rey desfilaría ante el populacho luciendo el esplendoroso traje. Mucha fue su sorpresa al notar que él no veía más que la nada donde debería estar su traje. Pero bueno, al ser un rey-dios no podía dar muestras de estupidez y fingió regocijarse en su traje increíble.
Se dio inicio al desfile mientras los bandidos se escurrían por la tangente con un poco mas de metálico en el bolsillo.


El rey andando en cueros por la calle rodeado de la guardia imperial debió ser un espectáculo para el vulgo. Pero como estos estaban prevenidos de las virtudes mágicas del traje y preguntándose tal vez si el rey llegaría a matar a la gente que no viera su traje (ya que había sido tan lunático de pagar oro puro en un curro donde hasta el más obtuso de los individuos con dos dedos de frente habría seguido de largo) y, entonces. Comenzaron a aclamar a su soberano.
Hasta que un niño, no pudiendo contener las ganas de insultar a una autoridad aunque esta fuera su monarca, comenzó a vociferar: “el rey anda desnudo! El rey anda en cueros! Jo Jo Jo el rey es un gil!”


Hay análisis sobre las palabras del niño, y significados de el hecho de quela verdad fuera proclamada por un infante. Análisis que no escribe porque no tienen relación con el sentido real de este escrito. Dejemos al niño, que quizás se llamaba Montesquieu y creció, aprendió a escribir y publico varios libros radicales que culminaron en la caída de la monarquía. O quizás el rey lo mando ajusticiar por burlarse de su persona, nunca lo sabremos.


Al igual que el gato con botas, en este cuento vemos como el engaño y el fraude se muestran como estilos de vida triunfadores.
Hoy en día vemos estafamos igualmente absurdas, como la venta por internet de botellas con fantasmas auténticos dentro o falacias iguales.


No voy a culpar a este cuento, como usualmente hago aquí, por esos fraudes.
Lo que si voy a hacer es declarar que el cuento está siendo mal interpretado, ya que la moraleja real que nos deja es que en la estafa esta el metálico. (O me van a decir que un niño entiende “la idea de que la verdad a menudo es dicha por gente demasiado ingenua para entender que haya grupos de presión que dicen lo contrario a lo obvio”, “la verdad a través de los ojos del niño, la pureza con la inocencia” y todas esas cosas? Seamos sinceros, el chico lee que estafan y que les sale bien y lo que le queda en la cabeza es eso)


Y bien, será cuestión de que alguien escuche al niño que proclama que el emperador anda desnudo. Será cuestión que este haya crecido para volverse un Montesquieu y no que haya sido ahorcado en la plaza mayor por hereje.
Sin otro particular,
Nemo
Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .