lunes, 26 de diciembre de 2011

Bieber, Memento Mori


Hoy en mundo enfermo y triste usted vera como su hija puede arruinar su infancia…

Deberemos comenzar con algunas disposiciones editoriales aclaratorias…

~~~~

Al igual que toda persona sensata, antes de escribir este artículo (y antes de investigar exhaustivamente la información pertinente para hacerlo) sentía un rechazo automático y biológico por el pequeño cantante de moda. Y es que, aunque uno no adhiera al apriorismo, al verlo moverse con ese cuerpo que aparenta retraso hormonal y analizar con la mirada el comportamiento decididamente enfermizo de sus seguidoras, uno juzga que buscar fundamentación para carcajearse un rato a expensas de él no tiene sentido. (Ninguno)

En ese sentido, analizar el contenido liminal del material videográfico que registra la cronología de eventos que lo llevaron al podio de madera en el que está parado, y todo solo para poder jactarme de una crítica imparcial, fue sencillamente… ¿indefinible y progresivamente ensimismante?

No me atrevo a decir que ahora siento respeto por él, porque eso suena muy patético. Aunque mi rigor literario tampoco me permite limitarme a decir; “Tolero su existencia en el mismo planeta que yo.” Digamos, que ahora puedo criticarlo en un nivel más intelectual y respetuoso, al tener fundamentos.

Sin más preámbulos.

~~~~

Esta historia comienza con un tipo mirando videos de un panda bebé estornudando, una novia que en su casamiento se cae a una piscina, dos bebés que se miran y carcajean y un nene que canta canciones.
¿Qué convierte este hecho en trascendente? ¿Cuál es la relación que se establece entre un oso panda, un tipo que trasnocha viendo videos, un nene que canta y una horda de adolescentes capaces de ofrecer su virginidad por una entrada a un concierto?

¿Adolescentes ofreciendo su virginidad por una entrada de concierto? Ha leído bien, no se preocupe.

(representación del susodicho caso en "La rosa de Guadalupe", novela Mexicana)

“QUIERO A BIEBER EN MI CAMA PARA QUE ME VIOLE”

La historia sigue con una cuenta regresiva, con el susodicho nene diciendo “No me importa lo que tenga que hacer, en un año llenare este lugar…”

No quiero que tengas más novias, yo soy tu novia. Declara con inocencia una niña de 12 años.

El Madison Square Garden es la máxima aspiración de éxito de cualquier artista.

No me importa lo que tenga que hacer…

“PoRqUe JUSTIN BIEBER eS eL uNiCo cHiCo PeRfEcTo SoBrE lA tIeRrA!”

"¿Tú, te has hecho o te harías algo asi por Justin Bieber?
A las 16 de noviembre de 2011 23:06, Anónimo ha dicho...
yo me hice una JB♥ para que despues me quede la cicatrizz y no me lo tengo q hacer con lapicera o fibra y aparte no lo hago para q el se sienta mal lo hago xq AMO A JB♥ y no me importa si no me conocee YO LO AMO Y SOY 100% BELIEBER me lo hice con una aguja y un compas y no me dolioo y esta chica no esta loca ni obsesionada como dice la cancion de las belieber esta chica esta ENAMORADA"

Faltan 9 días para el Madison Square Garden…

~~~~

Esto se trata del fenómeno Believer, mi querido lector.

Y la historia es la historia de un niño rubiecito y escuálido que bailotea en un escenario y seduce a su hija con un mundo ilusorio de amor irreal.

¿De dónde salió? ¿Quién es? ¿Cuál es la historia detrás de la historia?

La única relación lógica entre un panda estornudando, una novia que cae en una piscina, bebés riendo y un nene cantando no es otra que el rating. Miles de personas viendo un video estúpido son las responsables de hacerlo famoso.

Ahora bien, tenemos un niño que canta. Y un video que se empieza a hacer conocido (incluso tanto como el de un panda estornudando). ¿Qué es lo que falta?

Lo que falta es que el hombre que mira el video se llame Scooter Braun, y que este buscando algún tipo de talento para hacer dinero.

Never Say Never, la película biográfica de Justin, hace una combinación explosiva entre la predestinación que tuvo Justin a la fama por tener un talento mesiánico y la azarosa circunstancia de que Scooter haya tenido la idea de llamarlo. El talento tomó posesión de su cuerpo desde que Justin tenía dos años, aproximadamente.

La historia sigue, con fotos de Justin de bebé, que buscan conmover a un público joven y sugestionable, y la voz de fondo de Pattie, su madre, que narra la “historia triste” de su vida con voz de heroína. A grandes rasgos; se divorció cuando el pequeño elegido tenía 10 meses y sus abuelos hicieron una suerte de “padre” para él.

La película, que hace por Justin Bieber algo comparable a lo que Duran Barba hizo por Mauricio Macri en las últimas elecciones Argentinas, cubre con naturalidad cualquier área conflictiva del pequeño artista.

Si algunos millones de personas albergan dudas sobre su masculinidad/virilidad/sexualidad, la película se esforzara en presentarnos a un adolescente musculoso, vigorexico, aficionado a rasurarse hasta parecer lampiño, y lo suficientemente viril para jugar juegos de manos entre sus amigos.

Y si alguno osa creer que el fin ultimo de toda la movida mercadotécnica de los recitales de Justin es hacer dinero, la película se encargara de mostrarnos a Justin y a sus colegas como una familia amorosa y unida que solo quieren darle felicidad a las chicas de todo el mundo, y veremos a un Justin Bieber que podría aparecer a la vuelta de cada esquina para ofrecerte boletos gratis de primera fila, o que ora junto con sus colegas antes de cada función (aunque no sé donde este su “cristianismo” o Dios en sus canciones).

Excesivos grupos en Facebook cuya temática giraba en torno a este personaje (hasta ese momento desconocido para mi), llamaron mi atención. Porque eran grupos que oscilaban entre “Locas por Justin Bieber.♥” a “Yo tambien <3 los boxers de Justin B. xD

(Descargar Word con lista de grupos)

Para un primer criterio de análisis, ¿qué hace diferente al fenómeno de las believers de, por ejemplo, las fans de los Backstreet Boys?

Es ahora que tendremos que hablar de las believers militantes. ¿Qué es lo que empuja a una jovencita a estar dispuesta a canjear su virginidad por una entrada para ver a Justin Bieber? O ¿En qué piensa una adolescente que envía amenazas de muerte a una famosa solamente por estar cerca de Justin?

(Apéndice videos)







Un porcentaje de Believers protesta en contra de esta facción más “bélica” o “enfermiza” que, según alegan ellas mismas, solamente le dan mala fama a las believers en general.

Realmente, es difícil trazar una línea divisoria entre el fanatismo fuertemente arraigado de sus fans, y el fanatismo anacrónicamente autodestructivo, de casos como por ejemplo la believer chilena que se ahorco ante la angustia que le provocó la súbita certeza de que Justin jamás la tendría en cuenta.

El sentimiento de pertenencia que ellas sienten por él, es en cierta forma explicado en la película de esta forma; “Ellas lo descubrieron, y ellas creen que les pertenece”

.

En cierta forma, es admisible reconocer que la fama del pequeño adolescente se debe a que fue su público, en la época en que subía videos fantasmas, el que posibilito que su video fuera visto por Scooter Braun.

Antes de proseguir con el análisis de las Believers, es interesante también observar la particularidad del crescendo de popularidad que tienen los videos de Justin.

Notemos la progresión desde octubre del corriente año (631.033.719) a diciembre del susodicho año (675.428.876) en el video “Baby” de Justin; un incremento de 44.395.157 de visitas en solamente tres meses.

Audiencias

Sexo Edad
Mujer 13-17
Hombre 13-17
Hombre 35-44

Contrastémoslo con, por ejemplo. Thriller de Michael Jackson (nótese que este video tiene mayor antigüedad online que Baby de J. Bieber). Octubre: 97.011.369 – diciembre: 104.088.909; tan solo un incremento de 7.077.540.

Audiencias

Este vídeo es más popular con:
Sexo Edad
Mujer 13-17
Hombre 35-44
Hombre 45-54

(Datos públicos en el video oficial de “Thriller”)

Datos sencillamente escalofriantes…

¿Por qué? Esa es la pregunta que hace temblar los concilios de los sabios. ¿Qué hace este personaje de sexualidad decididamente dudosa, rostro infantiloide y naturaleza notoriamente necia y nominativamente negligente para narcotizar tal número de niñas y niños?

Es menester leer a continuación lo que en mi rigor de redactor me he tomado la molestia en llamar “Apología Believer”, fue encontrada en uno de los tantos grupos de Facebook, y traerá luz al análisis realizado.

(Aviso editorial, a continuación Ud. Leerá bestialidades gramaticales de tamaño titánico, lea bajo su propia responsabilidad.)

“BASTA dejen de ofender a Justin !"

Estoy Cansada,Podrina, HARTA de escuchar puras Tonteras de Justin de que es Gay, Bisexual y millones de cosas mas, por que no se meten es su Vida ¡! Dejen lo Vivir en Paz el no les hizo nada pero nada, aa saben que les hizo fue dejarlos por el piso a todo Pendejo que se le pasa por el Frente, ya que el es Dulce, simpatico, divertido, sexy, bonito, para resumir PERFECTO ¡! Es algo que un Hombre ahora no Tiene por eso anda haciendo paginas o campañas de mierda solo para hacercer ver , Hombres por dios La ENVIDIA los esta matando mal, a nostras las Belieber aunque hagan eso y millones de huevadas mas no vamos a cambiar de opinión NUNCA! Lo amamos y que, algún Problema ¿? Creo que no esta mal AMAR CON LOCURA un chico que con cada cancion,fotos,video o cada cosa que haga, nos haga las chicas mas felices del mundo, yo no le veo nada de malo...Haci que por favor Dejen de OFENDER a Justin Drew Bieber Machette ya que el es mas HOMBRE que todos ustedes Juntos… “

En subrayado se destacan las dos expresiones claves para entender la relación simbiótica establecida entre el enfermizo compromiso tácito de sus seguidores, y el ídolo de barro Bieber.

Bieber es “más hombre” que todos nosotros juntos, ya que es la conju

nción de los atributos de la perfección en un ser humano. Ahora bien, ¿Por qué ocurre esto?

A los 13 años, ¿De cuantos hombres, en el termino literal de la palabra, puede una adolescente jactarse de conocer? No muchos, por supuesto… De hecho, al menos uno… su padre o la figura paterna establecida.

¿Es una relación dialéctica entre este y Justin? ¿Entre un desengaño generalizado sobre la masculinidad humana basada en el estudio fenomenológico de los padres hechos por las adolescentes y un adolescente que canta canciones (escritas o no por él) hablando sobre “amor” y un mundo onírico irresistible?

No estamos cayendo en la falacia de la generalización apresurada o Secundum quid… Simplemente estableciendo una hipótesis lógica para que algún tercero llegue hasta el fondo de la cuestión.

Análisis semejante implica un estudio de psicología social exhaustivo que no está considerado por el editor.

El siguiente extracto forma parte de una de las múltiples novelas escritas por Believers.

- J: y... tu madre?

- Tu: mis padre estan separados

- J: oh upps! Lo siento no quise

- Tu: tanquilo se llevan bien y llamó a mi madre a diario

- J: aaa... los míos tambn estan separados y tambn llamó a mi padre a diario..ves? otra cosa en común! Hahaha

- Tu: haha (sonreíste)

Ese ser tan maravilloso ofrece una de las necesidades básicas de

cualquier adolescente; comprensión.

No importa cuántos videos de Justin veamos en la web donde él se choca puertas, le arrojan botellas o en un programa ingles rebela su ignorancia sobre que es “Alemania” o cuantos continentes hay.

Simplemente es Justin, y simplemente seguirá siendo perfecto. Y ellas simplemente seguirán idolatrándolo.

A continuación reproduciré una muy breve entrevista con la autora de la novela más larga que pude encontrar sobre Justin; “El sueño de toda chica”.

- ¿Qué fue lo que te motivo a escribir esa novela?

- Él dice cosas en sus canciones que nadie mas dice, estaba atravesando problemas, me sentía muy sola. Y sus canciones me ayudaban mucho.

- Tu novela es la más larga que encontré, ¿afectó tu rendimiento

en el colegio dedicarle tanto tiempo a escribirla?

- Si… lo único que hacía era escribirla.

- ¿Tenias seguido fantasías sexuales con él, como las que muestras en tu novela?

- (silencio)

(El corrector ortográfico de Word da fe de su inconstancia académica)

Creo que fue en el capítulo 64 donde ella pierde su virginidad con Justin, no podría jurarlo.

No es un fenómeno tan extraordinario, el de las novelas eróticas escritas por adolescentes donde incluyen a sus héroes o personajes favoritos.

Las novelas de Justin son un largo crescendo en el que su parca caballerosidad llega a ser tediosa, tan tediosa que las adolescentes, aburridas de tomarse de las manos o dormir juntos sin tener contacto físico, buscan nuevas experiencias.

(Descargar compilado de novelas)

Lectores preocupados… ¿Sera posible darle un fin que no sea apocalíptico a este dossier?

¿Sera que mira con nerviosismo por encima de su hombro hacia la habitación de su hija adolescente donde SABE que está escuchando Justin Bieber?

Le diré, esta es su historia… y todo depende de lo que usted haga. Apague la PC y vaya con su hija, la necesita.

Sin otro particular,

Atte.

Mr. Nemo

Licencia de Creative Commons
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported .